Murphylombia

Es común ver que:
– La gran mayoría de los estudiantes pasan las materias “raspando”, generalmente necesitando nota para el exámen final.
– Lleguemos a nuestro destino necesitando una seguidilla de milagrosos semáforos en verde, para llegar sólo unos cuantos minutos tarde al destino final.
– Un buen porcentaje de los Colombianos pagan sus deudas cuando la reportada en datacrédito parece inevitable o el cobro jurídico perdió la preposición “pre”.
– O paga esa factura del servicio público, el día antes de que éste sea cortado.
– Y que para pagar esa misma factura se deba correr 10 cuadras porque van a cerrar el banco. Y se llega un minuto antes de que eso acontezca, con el sudor escurriendo por la frente y la respiración agitada.
– O que se gane un torneo continental de clubes, eso si, con sufrimiento/tiros en el palo/sacadas en la raya hasta el pitazo final y definición por penalties en cada fase. Pregúntenle al Once Caldas como ganó la libertadores del 2004.
– O que para ser campeón del torneo local no se necesite ni ser el mejor ni sumar más puntos que los demás en el año sino colarse (con la nota del 3.0 del estudiante promedio) en los cuadrangulares semifinales, ganar tres partidos en casa y empatar otros tantos por fuera, para llegar a la final, colgarse de los palos y ganarla por penalties.
– Y el lector que diga que nunca le pasó/ha pasado que teniendo un mes para hacer un trabajo de la universidad lo haya hecho la noche anterior … es muy probablemente un mentiroso.

Así que no veo por qué sorprenderse que pasen cosas como que milagrosamente empatemos un partido que estaba perdido, para igual perderlo de todas formas de la forma más pendeja posible. Es que hay que pasar raspando, dejar todo para la última fecha … y eso si, que se necesiten resultados de otros partidos, no sea que se pierda el drama. Nada de clasificar faltando varias fechas, eso no es emocionante. Eso no es parte de nuestra identidad. Y para que si algo falla, tener alguien que culpar: que el árbitro, que arreglaron el partido (y no es que sea mentira), que el frío, la humedad, que el técnico, los cambios, que fulanito estaba jugando mal, que la convocatoria….

O que una victoria que debía ser segura y sin contratiempos, faltando cuatro vueltas se convierta en un parto doloroso, todo porque la rueda trasera izquierda se está volviendo girones. Eso cuando no lo estrellan cuando va liderando, o se le daña algo. Sólo un Colombiano maneja a 370Kms/h y no le pasa nada, pero pisa una pelota de tenis y se fractura un hombro. Muy parecido a lo que le pasó a mi tía de 79 años, que la atropella un carro y no le pasa nada, y esperando en la clínica por el TAC se cae de la camilla y se fractura una mano.

Es la esencia de la cultura Colombiana, es nuestro inconsciente colectivo. Nuestra identidad, nuestro patrimonio intangible. Si no hay sufrimiento de por medio, no se vale. Es normal que esas cosas pasen. Este país no debería llamarse Colombia (en honor a Cristobal Colón). Debería llamarse Murphylombia.

25 thoughts on “Murphylombia”

  1. por algo es el pais del sagrado corazón; si en caso dado "se le voltea la arepa al rival" o se "cumple el milagrito" es en efecto, porque fué un milagro.

    Y no dude que aqui los planes de previsión fueron diseñados por capulina o por el chavo del ocho

  2. La verdad no comparto su comentario y el último párrafo me parece una particularización exagerada de la cultura colombiana que fácilmente podría aplicarse a otros países de Sur América o incluso Norte América, Asia o Europa … en fin en cualquier lugar del planeta pasas cosas como estas y no necesariamente el mundo se debería llamar planeta Murphy. Equipos malos con aires de grandeza los hay por todos lados y mucho más aficionados exigentes, el hecho de que remontemos un marcador y luego perdamos no nos hace más Colombianos (No demuestra nuestra identidad, nuestra cultura y mucho menos un inconsciente colectivo) y no es en esté país ni la primera ni la última vez que un equipo pierda de esa manera.

  3. Eso está arraigado en lo más profundo de la psique colombiana…

    Cuando yo estudiaba en la universidad, nos decían que una de las cualidades que deberíamos tener era saber trabajar bajo presión; el problema es que al final ya no trabajábamos si no era bajo presión…

  4. Siempre quice pensar que nuestra madera colombiana estaba hecha para trabajar bajo presión, que así rendimos más y que los problemas de última hora son la fuente primera de nuestra característica creatividad: emparcharlo todo, coger una piola y arreglar un motor, o salvarnos de un naufragio gracias a nuestras habilidades narrativas. Creo que esa sobrevaloración a caer, pero siempre de pie como los gatos, ha hecho que no le demos un peso a los procesos de planeación o de prevención. Es eso lo que causa los "accidentes", retrasos, etc., que si no pueden ser arreglados a última hora, siempre podrán ser justificados de la forma labial más audaz dle mundo.

  5. Ah, a mi me parece triste… osea, si no se hizo el trabajo bien desde el comienzo de la clasificacion no se haga ya! para que! pero eso de "tenemos que ganarle a fulatino y dependemos de que sutanito le gane a menganito por mas de nosecuentos goles para clasificar" me parece patetico… la verdad, bien merecido no lo tenemos.
    Uhh, me toco de autentificador un numero antecedido de KKK. Don Patton, no sabia de sus relaciones con el Ku Kux Klan, jajaja.

  6. JAJAJAJAJA, totalmente cierto!
    En el país del Sagrado Corazón las cosas no se valen, no se difrutan si no son así.
    Si es que se llega a clasificar al mundial, va a ser el último día, a última hora. O es que alguien iba a salir a tirar maizena si clasificabamos faltando 4 fechas? Nooo, nadie!

  7. Cof…
    ASí ganó mi equipo la única estrella que tiene..
    Cof.. Cof.
    Pero ganamos caray.
    Y supongo que se gozará más, mi papá ya está arreglando maleta para Barranquilla.

  8. Habia olvidado lo de la bola de tenis. Excelente apunte don patton. Y en cuanto al resto.. Ud si es mucho apatrida no? Eso puede pasar en cualquier parte.. que acaso nunca ha visto a un suizo corriendo para que no le cierren un banco ubicando en la mitad de tranquila ginebra ? que los hay los hay!

  9. ¿El suizo tiene la gran fortuna de que nunca jamás tendrá afán (ya sea por calamidad o por razón cualquiera) de hacer una transacción bancaria?
    La gente también corre en Europa… Run Lola Run!

  10. Cierto Cierto. La diferencia es que el Suizo no hace de una calamidad y el último mínuto un estilo de vida. Pero aqui sucede que nos encanta estar al limite. Alegría latina que llaman.

  11. No me cabe añadir nada, porque lo haz dicho todo. Pero si me reí leyendolo todo.

    Algunos de sensibilidades extremas se ofenderán al leer tu acertado comentario, pero la verdad es que como Ciudadano Típico dijo, yo nunca he visto correr a un suizo para alcanzar a entrar al banco antes que lo cierren… Pero que los hay los hay 😉

  12. Cordial saludo:
    Creo que ha resumido usted la esencia del colombiano, al menos, de su actitud ante la vida. Y no es que vivamos bajo la presión del ultimo minuto, es que vivinmos al filo del ultimo segundo. Lo bueno es que asi no se aburre nadie. Saludos.

  13. jajaja, muy buen post.

    La cultura del último minuto no es patrimonio colombiano. El chiste de los arquitectos gringos, chinos y colombianos que tenían que presentar una licitación y que cuando les llega el turno a los colombianos dicen ‘aaah hp, era para hoy??’, también lo cuentan en México, en Uruguay y en Brasil (que yo sepa, pero supongo que en todo este continente)Así somos… para bien o para mal.

    En cuanto a Colombia, no creo que clasifiquemos, pero si lo hacemos soy el primero en armar caravana y comprar maizena.

  14. Lina Maria: No me cabe añadir nada, más no son sensibilidades extremas; se conoce en el medio como opinión!
    Y me pregunto? Que indica que un post es muy bueno?
    Respuesta tentativa: Las estadísticas 16 a 3 ?

  15. JAJAJAJAJA!!!

    Es que asi somos. Siempre dejando todo para el ultimo minuto. Puede que no todos los Colombianos sean asi, pero que un 80% si no lo dudo.

    Que hay que hacer para tener esa garra que tienen los Argentinos a la hora de jugar un partido? Es que ellos juegan a GANAR SIEMPRE! No importa si es un amistoso o es la final del mundial, partido es partido y punto.

    Como siempre Don Patton, disfrutnado de su punto de vista!

  16. Definitivamente estamos acostumbrados (como decía mi abue) a que nos falte cinco pal peso…

    Señor Patton, disfruto mucho de su blog, creo que no se lo había dicho!

  17. Es cierto que todo lo dejamos para última hora. Siempre hay algo más importante que hacer. Somos muy relajados porque no es de colombianos ser estrictos y rígidos, pero algunas veces nos pasamos de la raya perjudicando a los otros o a nosotros mismos. Estamos acostumbrados a que todo funcione mal en este país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.