El arte de regalar…

Regalar.

(Cf. it. regalare; fr. régaler).
1. tr. Dar a alguien, sin recibir nada a cambio, algo en muestra de afecto o consideración o por otro motivo.
Presente
(Del lat. praesens, -entis).
3. m. Obsequio, regalo que alguien da a otra persona en señal de reconocimiento o de afecto.
(por cierto: me vine a enterar que regalar es sinónimo de derretir)

La pregunta es … ¿A quién no le gusta recibir regalos?. Las costumbres en nuestro bello país del sagrado corazón, más recientemente influenciadas (como por variar) por las que “se usan” en “las uropas” o “los mayamis” hacen casi que obligatorio llevar un regalo para ciertas ocasiones.

– Para cualquier cumpleaños.
– Los quince años en las mujeres se han convertido en un simulacro de matrimonio (por la fiesta, regalos, etc)
– Asuntos de religión: Bautizo, confirmación, matrimonio, bar mitzvah, etc …
– En el caso de los matrimonios hay todo un protocolo a seguir: Que el shower de cocina, que el shower de alcoba, que el de aseo, etc. En mi casa mi papá institucionalizó un shower masculino (de herramientas) para el novio … es que los hombres también tenemos derecho a un shower, ¿no?
– Los recién nacidos no traen el pan bajo el brazo pero si unos cuantos showers y regalos (es como la boleta para ir a verlo) de cada nuevo visitante.
– Entre algunos novios se estila dar regalos cada cierto tiempo (mes/año, etc)
– Para una invitación a comer así como formal a otra casa se usa llevar un regalo (postre/vino)
– El comercio se inventó el día del amor y la amistad para vender más … pero hay quienes se lo toman en serio y dan regalos.
– Los más esperados: ¡los de Navidad!
– Y unos muy especiales (por su carácter de ser una o dos veces en la vida) que son los grados.

En estas ocasiones especiales (seguro se me escapan algunas) es costumbre llevar un regalo. Es un bonito detalle, pero el carácter de “obligación social” y que a medida que los años pasan se requiere mayor especialización en los mismos (para no repetir) pues hace que se llegue al punto en que no se sepa que regalar. Para mi hacer un regalo es algo realmente difícil, porque procuro regalar algo que realmente le sirva a esa persona, algo que necesite o algo original. Para dar un buen regalo se requiere conocer bien a esa persona. Es que no importa el regalo en sí sino el detalle, el esfuerzo que se haga por conseguir el regalo adecuado, la preocupación porque, por medio de ese regalo, se le dé un presente al homenajeado. Como dice la definición del diccionario: dar algo como señal de reconocimiento, de cariño. No dar algo “porque toca”. Por eso los mejores regalos no valen plata. Bueno, no necesariamente!!! Pero creo que me entienden la idea. También hay otros “regalitos” que no son físicos (bueno, si que lo son pero no se pueden guardar en un cajón, if you know what I mean) que también pueden ser muy apreciados. En fin, lo que importa es la intención del regalo, el cariño/empeño que se ponga en él, el esfuerzo que se haga por complacer a la otra persona … en otras palabras: lo que importa es la actitud.

Hace unos días por otros blogs se hablaba de lo difícil que es regalar algo a un hombre, y que la solución universal era trago. Como si hombre=trago. En fin, pondría el link si a doña yosola no se le hubiera dado en un arranque de demencia senil por borrar todos sus posts anteriores, como si la humanidad no pudiera usar para su beneficio común la sabiduría allí antes consignada. El caso es que en esa discusión, creo que don cofrade dijo que “esa moda de mierda de la lluvia de sobres” o algo así. Es cierto, es la salida fácil, es impersonal, es un poco mediocre … pero saben algo? Si no pueden hacer un regalo que contenga algunas de las características descritas en el párrafo anterior (útil/necesario/original/especial), ya sea porque les cae gorda esa persona, porque los invitaron al evento por compromiso, porque ni conocen esa persona lo suficiente, o porque no tienen tiempo y paran en un Carulla 24 horas y compran lo primero que se les atraviese …. mejor regalen un sobre! Así esta persona comprará algo que realmente quiera.

Para la muestra un botón. Como algunos ojos atentos sabrán me gradué de Ingeniero Industrial la semana pasada (ver resumen en un post anterior). A caballo regalado no se le mira el colmillo … pero he ahí ciertas “perlas” recibidas.

– Un libro de Villegas Editores: “Guadua, arquitectura y diseño”. Pregunto yo a mi tía Consuelo …. sumercé si sabe de que fue que me gradué?. Nota aclaratoria: Esta tía se ha caracterizado por a lo largo de estos años (cumplió 50 de casada) por el reciclaje de regalos: práctica en la que ni se desempacan los regalos, se guardan y se endosan. Algo me dice que este libro, así como los pañuelos y portaretratos que suele regalar (y se ha probado su caracter de endosado) no es la excepción.
– Un saco/sweater/buzo o como lo llamen en su tierra (me lo estrené ayer, está bonito, gracias!)
– Dos esferos Lamy (¡el mismo modelo!). Menos mal Lamy los recibe de vuelta sin mayores preguntas .. se convirtió en un “modelito” lo más de bonito.
– Un llavero/reloj Lamy. (bueno, es marca Philippi pero lo venden solo allá)
– Una biblia!!!
– Nueva categoría de regalos: el de “te regalo algo para mí”. Es una prima cristiana que cree que de esta forma salvará mi alma. Lo hizo con cariño, eso es lo importante…. :\ Lástima que se vaya a quedar por ahí guardada … ¿O a nadie le ha regalado un hermano una prenda de vestir para que luego de un par de posturas aparezca en su armario (o sea, el de el/ella?)
– Algunos tíos se tomaron el trabajo de preguntar ¿Qué le puedo regalar?. Los guantes de la bici están en estado algo vergonzoso por lo que fui muy específico en decir: “Unos guantes Gary Fisher que venden en Bike House de la 118 con autopista, negros, con toallita en el pulgar y ojalá con gel, talla S o XS”. Pues bien: llegaron con unos de dedo completo (de moto), talla M. Mejor aún: otra tía (son 7 mis tíos paternos, 9 los maternos) llegó también con guantes, efectivamente con la toallita … pero… en fin, se les agaradece el esfuerzo.
– La colección completa (temporadas 1-4) de Seinfeld en DVD. No son los originales, son copias de los originales que compró mi mejor amigo. Se tomó el trabajo de hacer las carátulas de los 12 discos, los labels …. a eso me refería cuando hablaba de conocer la persona, regalos que no representan tanto su valor monetario sino su carácter de especiales. Eso es un regalo en todo el sentido de la palabra!
– Una máquina de afeitar eléctrica (este tío también preguntó, también necesitaba … pero se me olvidó un detalle … una buena!!!!)
– Dos personas leyeron a doña yosola y llegaron con sendas botellas de vino.
– Un billetera Bosi. (linda si está, lástima que yo no use billetera)
– Un tarjetero (una amiga que hace cosas en vitral).
– Una camisa (esa si que me hacía falta!)
– Un bono de Tower records por $60K
– Una montura nueva para mis gafas (hiremos a escogerla pronto)
– Una consignación por $70K
– Un sobre con $200K
– Un sobre con $50K.

Ya redimí el bono de tower con el DVD de Pulp Fiction. Mi película favorita. Y es doble!.
Parte de lo de los sobres se convirtió como por arte de magia en un quemador de DVDs, que me hacía falta … ¿y saben algo? Son mis regalos favoritos. ¿Por qué? Porque los compré yo mismo, los escogí, los necesitaba/quería … y aún así cumplieron con su función de hacerme sentir, como lo dice la definición… “una muestra de afecto o consideración”. De hecho cada que queme una película que muy amablemente blockbuster me preste diré mentalmente: “Gracias madrina por este quemador” y cada que vea esa película diré: “Gracias Dianis/Ale por este DVD”. No es que sea malagradecido, sé que todos lo hicieron con esfuerzo y con cariño. Bueno, algunos si fue de puro compromiso. Pero este evento me ha hecho reflexionar sobre los regalos y he llegado a esta conclusión: Antes que recibir cosas que no se van a usar, es mejor hacer una lista de regalos (lo cual es práctico pero odioso), o incluir un aviso de “lluvia de sobres”. Lo cual también es práctico y muy odioso. Pero se le abona el aporte a la cultura anglosajona.

Sea entonces por medio de este post que proclamaré abiertamente mi admiración y promoción por la implementación de la práctica e impersonal costumbre de regalar un sobre/bono/certificado de compra en los casos en que no se sepa específicamente que regalar.

PS:
Avisos clasificados.
– Se venden o permutan guantes para bicicleta talla M. Nuevos. Dos pares.
– Se vende/permuta libro “Guadua Arquitectura y diseño” de Villegas Editores. Está selladito, nuevecito.

21 thoughts on “El arte de regalar…”

  1. joven,
    me urge un toner nuevo (y sí, tiene que ser nuevo) para una HP Laserjet 1100.
    cuánto podría costar la cuestión? cuándo podríamos hacer el intercambio dinerillo-toner?
    es realmente urgente, si es posible lunes o martes de la próxima semana.
    gracias!

  2. A mí me parece muy fea la lluvia de sobres o la lista de regalos… pero hay que reconocerlo, es preferible que le den plata a uno para algo que necesite, o uno poner una lista de lo que quiere.
    Desafortunadamente los reglaos chimbos/reciclados son MUY comunes… cosas que le regalan a uno y nunca se usan…

  3. hmmm, si prefiere puede "desenhuesarse" del libraco regalándoselo a algún perfecto desconocido que sea arquitecto y cumpla años en estos días, por ejemplo, a mí ;)…

    no, en serio, la gracia de un regalo es tomarse el tiempo de pensar en quién es la persona que lo va a recibir, qué necesita y qué le gusta, en esos casos el precio es lo de menos; pero si toca por puro compromiso dar algo, ahí sí cae bien lo del sobre (hmmm, como que repetí lo del post original, pero si estoy de acuerdo ¿qué hago?)

  4. Juajuajaujauajauajuajauajauajaujauajaa. Yo debería sentirme halagada, cierto??. sumerce es muy chistoso…y un día de estos le cuento por que TUVE que borrar mi blog anterior…creame…fue por salubridad. Jauajaujauajaa…aunque el arranque de demencia senil también me da…juajauajuaj

  5. Pues que te digo! no monto bicicleta, solo bus, y no me interesan los libros de guadua y arquitectura. Lo siento. Lo de Seinfield, bueno, chevere, si los vi por ahi. Pero lo de la Biblia, no!!!! la madre que eso, para mi, es ofensivo. No se vos, yo le hubiera echado la madre o hubiera organizado mi primera quema de libros, junto a uno de Antony de Mello del cual no me he podido deshacer!

  6. Don Patton,
    1. A caballo regalado, no se le mira el diente.
    2. La categoría de regalos "te doy algo para mí" es llamada por mí "Regalo Homero Simpson" con motivo del capítulo en el que él para su cumpleaños (de ella) le regala una bola de jugar bolos , y como sabe que ella no juega, hasta se la da marcada con su nombre (de él).

    Mi papá se deshizo de toda la reflexión usando otra: yo le compro al homenajeado lo que a mí se me ocurra, si le gusta o no ya es problema de él. Sobra decir que mi papá nunca hace ningún regalo, es del tipo de padre "toma la plata y te compras algo".

    Yo lo hubiera invitado a comer, es mi regalo favorito.

  7. Jajaja! La biblia! Carajo eso si fue la tapa. De verdad. En fin… A caballo regalado no se le mira elcolmillo…ademàs se encuentran cosas interesantes leyendola o no?

  8. La biblia? Wao….. no comment…

    Yo soy PARTIDARIO AL 100% de regalar bonos, a no ser que sea una persona que conozca demasiado bien y le pueda hacer el regalo eprfecto. De resto: BONOS! BONOS! BONOS!
    No hay nade mejor que uno mismo ir con un bono (o un sobre con plata-que es lo se da cuando uno no tiene tiempo de ir a comprar el bono) y comprar lo que UNO QUEIRE!
    BONOS! BONOS! BONOS!

  9. Algo que se está poniendo de moda es, cuando uno se pasa a un apartamento o casa nueva, hacer lo que se ha llamado Apartashower ¿?…
    Y qué buena película favorita

  10. Cada vez que veo "lluvia de sobres" me acuerdo de el Padrino, el primer capítulo es en la boda de Connie y cada invitado lleva un sobre con dinero, el monto refleja el respeto hacia el Padrino…no me termina de convencer eso de la lluvia de sobres.

  11. La verdad señor a mi no me gusta eso de la lluvia de sobres PARA NADA ya demas creo que uno debe regalar algo porque quiere tener un detalle con la otra persona… No se trata de darle lo que quiera sino de tener un detalle y listo… Claro q el libro de tu tia si esta PA MATARLA.

  12. Si a mi tampoco es que me halla ido muy bien en mis "ocasiones" con los regalos, el regalo general es chocolate. al menos me lo puedo comer con gusto, pero los mejores son los que la gente sabe que regalar, pero son muy pocas personas las que saben que regalarme, de ahi al regalo general.

  13. Yo prefiero mil veces una lluvia de regalos donde uno hace la lista de lo que quiere o los certificados de regalo. Es muy incómodo recibir algo que uno sabe que nunca en la vida va a usar y que tiene que guardar para ponérselo cuando el susodicho o la susodicha esten nuestra presencia… No que va!

    A mi no me ofendería que me regalen una biblia, si fuese para mi primera comunión, confirmación e incluso si me la hubiesen regalado para mi matrimonio… Pero de grado? Eso que tiene de religioso? Nada!

  14. pues felicidades atrasadas por tu grado.mañana celebramos….
    por lo de los regalos que no sirve, hay mucho arquitecto buena gente por ahi que se lo merece (osea yo)
    y a mi me interesaria el libro, si me lo dejas baratongo hablamos… o si me lo regalas mejor… igual tu no lo vas a usar…

  15. Eso de los regalos es una cuestión complicada. A mí generalmente no me han dado regalos que me gusten, muy pocas veces ha pegado en el clavo. Por eso estoy de acuerdo en la lluvia de sobres/bonos/certificados de compra cuando no lo conocen a uno bien.

    El mejor regalo que me han dado este año han sido una mandarina (por lo de la vitamina C), con una lluvia de estrellas de colores de papel hechas a mano y una muy buuueeena visita. Todo esto fue durante mi última gripa.

    A mí me gusta tomarme el trabajo de pensar que le gustaría a quien uno le va a dar el regalo, pero no siempre lo logro!

    Aunque atrasadas, felicidades Ingeniero!

  16. Todavia se celebran los 15???
    Nada mas por los regalos me casaria!
    Y ahora en serio el libro de Villegas Editores, guarde uno se lo compro un dia de estos el proximo ano. ahh felicitaciones de nuevo y que disfrute la biblia

  17. Oiga y no le interesa en nada nada nada la arquitectura ? Podría convertirse en un Ingeniero de esos multitetrafaceticos.

    Entre otras apoyo su causa y apoyo a Seinfield y a Pulp Fiction. Excelentes elecciones. Y claro, el quemador de DVD.

    Igualmente, que disfrute la biblia.

  18. por dios muy bueno tu mini-reportage hacerca de los regalos…,confieso que jamas he dado un sobre, pero si en realidad es un regalo y no cumplir un compromiso "se supone" que conoces a la persona y sabes que regalar(necesario, util,diferente) ,a mi hasta los momentos me ha ido bien.
    un poco tarde pero felicitaciones yo estudio ingenieria espero que dentro de un tiempo seamos colegas..jejeje.

  19. La biblia es un libro sagrado y no se deberia hablar de el como cualquier otro libro y ojo, que no soy un evangelico protestante de esos aficionados, y tampoco es que sea mal serlo, soy un joven catolico y profesional de 26 años a punto de casarse. Por otro lado, la lluvia de sobres me parece incomoda, los regalos se deben aceptar con amor, asi sean repetidos, malos, bonitos, feos o como sean, cada quien da al nivel de sus capacidades, a puesto que si a cualquiera que esta leyendo esto, lo invitaran a la boda del principe de Inglaterra, tambien se sentiria mal si tuviera que llevar un sobre con plata.

    =-=-=-=-Patton responde (19/10/2006 @ 20:38)-=-=-=-=-
    Todo es relativo …

  20. cómo son de útiles estas pistas cuando uno está penando en qué regalarle al dueño de este blog en su cumpleaños!

    todos los novios deberían ser igual de considerados y escribir un post así 😛

    =-=-=-Patton responde (04/07/2009 @ 13:13)-=-=-=-
    ¿cierto? 😉 :*

Leave a Reply

Your email address will not be published.