Category

Desafío 2009 “la revancha” – Día 36 – Desafío de salvación individual #6

Una prueba sencilla, como que la gane cualquiera. Hay que sostener con la fuerza de las manos unas piezas de madera. Las sostienen por un minuto y agregan una nueva pieza. Así hasta que se les caigan, quien lo haga quedará eliminado.

Las primeras en salir, para sorpresa de muchos, son las mujeres. Luego chucho (alias el españolete) y por último Ludwig. De nuevo Didier (alias el inmortal) gana una prueba.

Es un capítulo chocante.

Doblemente repulsivo por la pelada de cobre de los costeños. Primero porque encontraron una gallina. La llevaron a su cambuche en playa media, la mataron y se la comieron. No tenían la menor necesidad, en playa media hay comida. Segundo, por todo lo que dijeron en el proceso. Los costeños tienen fama de machistas y aquí sí que se comportaron como el estereotipo negativo. Larios hablando de macho alfa llevando comida a sus hembras, y las mujeres durmiendo. Luego matando y cocinando la gallina: un cliché ambulante. Se dicen en chiste entre ellos que ellos son las leonas (las que llevan comida) y ellas los leones (echados durmiendo).
Las mujeres de los costeños lucían muy cómodas en su posición de sumisas y dedicadas a labores del hogar, así como los hombres en su rol de hombres de las cavernas. Y peor aún: sin necesidad. Esa gallina no tenía por qué haber muerto.

Los cachacos tuvieron que trasladarse lejos de la playa, ya que el mar está muy crecido y los destruyó. Se les mojó todo y pasaron una noche de perros.


Leave a Reply

Your email address will not be published.