Category

Desafío 2009 “la revancha” – Día 20 – Desafío territorial #4

Por Maria()

Comienza una nueva semana, los emigrantes y cachacos discuten acerca del último juicio, el cual resultó en la salida de Paola.

El desafío territorial se lleva a cabo en medio de la selva, ahí se encuentran entre los árboles y matorrales 8 maderos que son los peldaños para armar una escalera que llevará al equipo ganador hasta las preciadas llaves de playa alta. Cada equipo escoge un líder (cachacos: Miguel, costeños: Larios, emigrantes: Chucho) que se ubicará en una plataforma para dirigir a cuatro integrantes de su grupo que, con los ojos vendados, deberán buscar los peldaños y llevarlos a la plataforma. El equipo ganador será el primero que arme la escalera y suba por las llaves de playa alta.

Tengo que decirlo: la prueba es un atentado auditivo para el televidente. Entre los gritos de los líderes de cada equipo y los integrantes vendados que no entienden sus instrucciones, se forma un desorden ensordecedor que no deja entender nada y que, por lo menos en mi caso, reduce la concentración y el interés en la prueba.

Para los líderes resulta imposible dirigir a cuatro personas al tiempo, es por eso que en cierta forma las mujeres terminan “desperdiciadas” después de comenzada la prueba, prendidas de la mano de algún compañero de equipo, sin recibir ninguna orden y, en mi opinión, sin cumplir ninguna labor diferente a estorbar. Es una lástima que los líderes de los tres equipos se hayan concentrado sólo en dirigir a los hombres.

Bueno, la prueba se desarrolla con normalidad, sin ninguna ventaja considerable de parte de los tres equipos. Los costeños son los primeros en reunir los 8 peldaños, mientras Didier se enreda un poco tratando de conseguir la última pieza para los emigrantes y Fabián lleva la de los cachacos. Al final la escalera no es tan fácil de armar como parecía en un principio, de modo que la prueba se reduce a la velocidad de los tres líderes para encajar los peldaños.

Los costeños, gracias a la ventaja que habían conseguido, logran terminar la prueba en primer lugar y con lágrimas agradecen las llaves de playa alta. Los emigrantes, seguidos muy de cerca por los cachacos, son los segundos en armar la escalera llevándose así las llaves de playa media. Los cachacos son los felices ganadores de una estadía de una semana en playa baja, y yo digo: ya era hora, estaban como gorditos 😛

Leave a Reply

Your email address will not be published.