Desafío 2008 Día 39: Desafío final #7

Una prueba definitiva para el juego, porque donde pierdan los vallunos quedarían solo 3 y muy seguramente tendrían que desintegrarlos y enviar dos para donde los costeños y uno para donde los cachacos y armar nuevos grupos. Era una prueba crucial para la producción y para el programa.

Una prueba en la que por encima del poder grupal estaba el poder individual. Muy seguramente los productores pensaron en eso: los vallunos definitivamente en equipo no funcionan, probemos como les va individualmente. Era como una carrera de relevos en los que cada uno hacía su aporte: había que por medio de una vara desenrrollar una llave que estaba en un alambre en forma de espiral, o sea que había que darle vueltas hasta sacarla. Esa llave había que luego enviarla al siguiente compañero (lanzarla con precisión), quien la usaba para abrir un candado que liberaba su vara, para repetir el proceso. O sea, la capacidad individual estaba en hacer esa tarea de forma rápida y sin errores. La última estación tenía 3 banderas que debía “izar” cada uno de los participantes en sus respectivos espirales. De nuevo, debía lanzarlos en cada plataforma separada con precisión y tener mucho cuidado de no dejar caer las banderas y que se enredaran.


Los cachacos siempre estuvieron en punta y liberaron las llaves mucho más rápido que los vallunos. Katherine fue la que puso la diferencia, demorándose muchísimo en liberar su llave. Eso sí, hizo lo que yo hubiera hecho: cayó a la Paisa que no hacía sino “animarla” para que lo hiciera rápido. A mí me desesperan esas voces de ánimo y me desconcentran: yo sé lo que tengo que hacer y entre menos me hablen mejor. Eso desconcentra y así lo dijo Katherine: “no me azarés”. Definitivamente es por algo que la han querido sacar tres veces.

La victoria se veía segura para los cachacos, pero ocurrió algo milagroso. Ya todos con sus banderas izadas y una buena diferencia pero a Carolina se le enredó la bandera. No ayudaba que le gritaran que “desnrede eso rápido”. Claro, entre más la acosaban más la enredaba. Los vallunos ganaron más por suerte que por habilidad y se salvaron de la desaparición.

Carolina no hizo otra cosa que llorar porque por su culpa perdieron la prueba, y peor aún: es la candidata #1 a salir. En los cachacos hay alianza entre los hombre para sacara a las mujeres (son 4 hombres dos mujeres) y en los costeños es todo lo contrario: las mujeres para sacar a los hombres. (lo cual es muy solidario pero poco inteligente porque en las pruebas de fuerza tendrían todas las de perder).

A ver que pasa en la prueba de salvación individual.

Leave a Reply