Desafí­o 2008: Dí­a 36 – Desafí­o territorial #7

Un nuevo desafío territorial, prueba para cuatro. Por los cachacos descansaron el bodeguero y el waterpolista, por los costeños la presentadora de TV. Seguro era obligatorio para dar equidad: dos hombre dos mujeres por qeuipo. La presentadora, por cierto, se dedicó a “animar” a su equipo. Yo me visualizo en la situación y no tengo otra cosa que decir diferente de “CALLATE, CALLATE, CALLATE QUE ME DESESPERAS!!”. Eso no es animar o motivar, es “azarar”.

Una mujer en un cajón con unas marcas y un vidrio al lado, otra al lado de una montaña de arena y los dos hombres cargando una cama con arena. La mujer 1 llenaba el cajón de arena con una pala, la mujer dos recibía la arena sobre su cabeza y una vez alcanzaba un nivel mínimo debía usar esa arena como escalón para salir del cajón.

Desde un comienzo se notaron lentos los cachacos por cuenta de Mauricio (está gordo y lento) y los costeños en la punta con el Paisa y Juan José. Los vallunos (castillo y landaeta) arrancaron bien pero poco a poco se fueron quedando. Una vez se liberararan las prisioneras debían con los dientes halar una curda que tenía una llave que le soltaba las esposas y luego liberar sus compañeros, también esposados.

Los costeños ganaron playa alta con relativa facilidad, seguidos de cerca por los cachacos … y muy lejos, como siempre en la mayoría de pruebas … los vallunos, quienes ya se ven agotados y resignados a la eliminación total.

Leave a Reply

Your email address will not be published.