Cuando le caigo, le caen

https://escasez.blogspot.com/2007/04/cuando-le-caigo-le-caen.html

jajaj, está muy buena la foto! (perfecta para el post).

Yo había leído en alguna parte que lo pasa es que uno no puede dejar notar el hambre. Por eso en épocas veraniegas no levanta ni agua. Porque el que muestra el hambre no come.

Y por naturaleza humana nos gusta lo prohibido. Desde los tiempos de Adán y Eva … les prohibieron la manzana … y tenga, fue lo primero a la hora de la merienda. Y ese cuento lo escribieron hace miles de años, calcule no más.

Pues como el/la comprometida tienen “dueño” … eso los hace inmediatamente más atractivos … debe ser por el probar “a ver que es la vaina””.

No sé, esa es mi teoría resumida sobre el tema.

Leave a Reply

Your email address will not be published.