La revancha cachaca


Así lucía esta tarde, y así ha lucido toda la semana

Por estas épocas el tema inicial de conversación en programas de radio, noticieros y entre quienes nos quedamos en la ciudad en que nacimos y nos vio crecer, es siempre la misma: que el tráfico es una dicha. Por lo tanto nadie pide plata en los semáforos*. El ruido de la ciudad es casi inexistente. Las calles vacías, al igual que el comercio, supermercados y en general: Bogotá parece una ciudad desierta o que se aproximara un asteroide, todos hubieran evacuado y que los malditos no nos hubieran avisado. Por momentos la Bogotá de esta semana me recuerda “I am legend“**

Para completar, el clima parece el de otra ciudad. Hace calor. Amanece el cielo completamente azul y se mantiene así todo el día, con las heladas a la madrugada del día siguiente***. Esto no necesariamente es del gusto de todos, pero bueno, que no llueva es algo que la mayoría -y en especial quienes usamos la bicicleta como medio principal de transporte- apreciamos.

Las calles, encima, limpias. Los bancos, vacíos. Cualquier desplazamiento o diligencia que se haga tomará la mitad del tiempo. Es que hasta el transmilenio está vacío. El viernes hice un corto desplazamiento a las 5PM y para mi sorpresa: los buses vacíos.

¿dónde están el desorden, la suciedad, la agresividad, la antipatía, el frío, el caótico tráfico?

En sus ciudades de origen o de vacaciones.

Qué pesar que esta dicha de tener algo de tranquilidad sólo se pueda disfrutar una semana al año. Quisiéramos que fuera todo el año, pero entonces no sería una ciudad grande sino un pueblito más, de esos donde no disfrutaríamos de internet a 2MB por US$20/mes por cuenta de la oferta y la demanda. Al menos una vez al año los que somos de aquí, y que con el mayor estoicismo tenemos que recibir con los brazos abiertos a los que vienen en busca de oportunidades a la gran ciudad, y encima a criticar****, podemos disfrutar de la ciudad como dicen era antes de los 50s. Como todos quisiéramos que fuera. Debe ser una sutil ironía de los espíritus de los cachacos chapinerunos de antaño, fiel al humor fino que se supone caracterizó al Bogotano de la época:

para aquellos que mucho renegasen del clima y el caos de la ciudad que les dá de comer… cuando no estén en ella, se les concederá“.

O bueno, a lo mejor no es ninguna coincidencia ni hayan factores esotéricos involucrados. Vaya uno a saber.

*Están disfrutando de unas merecidas vacaciones en Europa o están pidiendo en los semáforos de los balnearios. Europeos. En serio, a ellos sí que les va mejor a los que dizque estudiamos para ser alguien en la vida.
** Por lo desierta.
***Aunque este año no ha sido del todo así, pero suele serlo, creánme.
**** Olvidando que son en gran parte responsables de lo que tanto critican, porque no entienden que ser de una ciudad no es haber nacido en ella sino vivir en y de ella.

PD
No hay comentario regionalista / de odio involucrado. No tengo nada en contra de que la gente de otras ciudades se venga a vivir a Bogotá. Aunque bueno, hay que admitir que sí me molesta que renieguen, critiquen y hablen mal de la ciudad en la que viven, y al parecer odian tanto…. en lugar de portarse como ellos mismos quisieran que se comportaran “esos cachacos/rolos”. Pero eso sí, sugiérales que si tan bueno es donde nacieron porqué no están allá a ver con cuantas piedras en la mano le responden.

PD2
No debería hacer esas aclaraciones. Pero a veces toca, antes de que vengan con las antorchas.

PD3
Estuve probando el sitio de On The Road Again y la verdad (en serio) me pareció muy chévere. Miren lo que se puede hacer. Hice un review más formal en la sección de tecnología.

Ah, y no se olviden que están disponibles los videos de Andrés Santos, el blogger de On The Road Again en ecuador.

Mis respetos

hoy le pido que por favor lea hasta el final porque… no le digo, usted lea
La semana pasada monté en carro.

La frase parece tomada de alguna novela situada a principios del siglo pasado, una de esas costumbristas jartísimas que le ponían a leer en el colegio y probablemente la razón por la que muchos no desarrollamos ese refinado gusto por la lectura que nos ayudaría en nuestra ilustre sociedad a ser considerados como personas cultísimas. Pero no es nada de eso, la semana pasada monté en carro porque lo que tenía que transportar no se podía vía Enriqueta. Sabrán unos pocos que hace 14 años mi carro es una bicicleta y no tengo intenciones (cada día menos) de cambiar de medio de transporte unipersonal.

Y hacía rato no lo hacía. Como no lo hago con mucha regularidad no soy capaz de diferenciar si se trate de algo circunstancial (Diciembre y su alegría) o si sea siempre así. Los admiro por soportar estoicamente el hacer un recorrido de un par de kilómetros en casi una hora.¹ Los admiro por sobrellevar medio civilizadamente filas interminables, para que cuando llegue la hora de cruzar el semaforo no se pueda porque los del semaforo que la cruza no dejan pasar, y muy especialmente no pude dejar de observar el estado de la malla vial. Ese nombre de malla está muy bien puesto: una malla es una tela llena de huecos. Es una absoluta vergüenza. Todas las calles, avenidas e intermedias están completamente destrozadas. Yo creo que Berlin al finalizar la segunda guerra lucía mas o menos como lucen hoy las calles de Bogotá. Da pena ajena. Es increíble que no le den la importancia que merece al impacto económico para la ciudad por cuenta del retraso en términos de tiempo que significa transitar -por así decirlo- por las calles de Bogotá. Son trochas, son caminos de herradura. Es que de raro no tendría que algunos caminos de herradura estén en mejor estado que ciertas calles, y no creo exagerar. Mis respetos, no sé como lo soportan².

Yo me considero una persona muy paciente. Pero 10 minutos en carro en Bogotá me prueban que no soy tan paciente como creía. O no tengo lo que ustedes; los que a diario usan su desvalorizado vehículo por el que pagan impuestos ridículos, intereses bancarios absurdos, parqueaderos carísimos y gasolina a precio de oro -entre otros- : resignación. O tal vez impotencia.

No sé como lo hacen. Mis respetos.
Hablando de otros temas relacionados … Enriqueta se jubila. Por 6 años me acompañó, desde aquel incidente. Pasa a gozar de un merecido descanso. No voy a hacer nada con ella diferente de guardarla, cuidarla y tenerla en primera linea de reserva. Sería incapaz de venderla o regalarla, uno desarrolla una conexión-relación con la bicicleta que es difícil de comprender por los demás.

Su reemplazo se llama (por ahora) Tyra. Le pusé así por Tyra Banks, la modelo. Porque es negra, sofisticada, bonita, alegre … Tyra.

Sin embargo no me convence el nombre. No es tan pegajoso como Enriqueta. Una vez lo vi puesto … no me convenció tanto como en mi cabeza. Entonces quiero pedirle a usted señor lector que me ayude a bautizarla. Debe ser un nombre que cumpla con las características anteriores: que represente esos valores (negra, grácil, ágil, sofisticada, bonita, sonora, graciosa, etc). Que sea nombre como para una bicicleta. Usted ponga en su comentario el nombre sugerido y una corta explicación con la razón por la que cree que ese debe ser el nombre. Escogeré el nombre a mi criterio y podré declarar desierta la convocatoria (en caso tal se quedaría Trya indefinidamente) y como retribución por su tiempo invertido en tan noble labor le enviaré el DVD que escoja de esta lista. Bueno, a los que vivan en Colombia, los de afuera … ahí arreglamos algo.


De noche.

Si quiere conocer a Tyra, aquí la presento en sociedad.

¹ En México una corresponsal nos cuenta que allá los trancones (tacos, embotellamientos, atascos, tráfico) van “a vuelta de rueda”, o sea: muy despacio. Y que es de admirar el estoicismo y paciencia con que lo asumen … resignación tal vez. En Buenos Aires nunca vi a nadie de afán, tal vez porque en el tren y el metro no hay nada que hacer: si lo perdiste, el otro llegará en 15-20 minutos … ¿para qué sufrir?

² Transmilenio tendrá muchos defectos: que el tumulto, que los buses se demoran, que no es barato, que roban, etc. Pero en hora pico ver pasar esos buses atestados de gente, pero sin casi ningún obstáculo de tráfico… da un poco de envidia. ¿no les ha pasado?

PD
Como lo decía en el post anterior con el asunto de El País: ojalá estuviera equivocado. Y me alegro de haberlo estado. Finalmente y tras dos semanas por fin se dieron cuenta de la magnitud de la embarrada y están haciendo todo lo que han debido hacer desde un principio para remediarla. (El sabado entenderán lo que digo).

Que bien, se consiguió el objetivo de darle visibilidad a Creative Commons y lo más importante: se sentó un precedente importante de dos cosas: El poder de presión de las redes sociales en internet (asumiendo que eso influyó) y que un medio convencional adopte y acepte respetar las licencias creative commons y de paso las difunda, cambiando profundamente procesos internos en su organización. Que hayan aprendido de la experiencia. Espero que ahora la directora si pueda decir “reiterando que es política de esta casa editorial el respeto y cumplimiento de todas las normas existentes, principalmente las que protegen el derecho de autor” sin que le salga una nariz más larga que la de Pinocho, y sin que queden en ridículo ella y el medio que representa.

Ahora sí se puede cantar victoria, que es de todos y de nadie. Perdonará mariacecita todos los vainazos que le eché esta semana, pero si no me contesta los correos me quedaba muy difícil saber lo que estaba pasando. Tiene toda la razón, esa SI ES una disculpa aceptable, ahora si se puede “dejar así”. Precisamente porque no “quedó así” y se llegó a lo que se buscaba: respeto.

=-=-=-Patton actualiza (12/01/2008 @ 12:38)-=-=-=-=
Finalmente la publicaron. Medio chimba, no reconocen nada (antes dan es cátedra los cínicos*) pero bueno … algo es algo.
http://www.elpais.com.co/paisonline/novedades/notas/Enero052008/pidapermiso.html

*tan cínicos que usan de título el de la foto de flickr que lo inició todo.

PD2
Descubrí un sitio para hacer backup automático de todo (bueno, hasta 2GB gratis) en el PC. Uno nunca sabe, así que si se pierde la información (por daño o robo) allí estará lo importante: la información. Por cada persona que usted invite recibe 250MB adicionales, y pues ya lo instalé y se ve muy bueno. Se lo recomiendo, inscríbase ya haciendo click aquí. Busquen “Home Free” y se inscriben, mi código es 9HFUV1 por si lo preguntan.