Davivienda – Comercial “yo me quedé adentro”

Uno de mis comerciales de radio favoritos del momento y que ya hasta “sequel” tiene es el de Davivienda, en el que una empleada del servicio llama al celular de la patrona a decirle que se quedó encerrada con llave dentro de la casa cuando ellos se fueron de vacaciones. Termina con el conocido “En estos momentos su dinero puede estar en el lugar equivocado”. Me dio por hacerme un ringtone para el teléfono y terminé haciendo tres.

Los puede bajar siguiendo los links.

Llamada muchacha versión corta
Llamada muchacha versión larga
Tonos teléfono jingle Davivienda

Que los disfruten.

¿qué no me gusta de Caracol?

http://www.caracol.com.co/blog.aspx?id=614690

De Caracol me no gusta esa permanente contradicción: que 6AM empiece a las 4AM, que “hora 20” sea a las 19, que “hora de negocios” dure media hora. Y en especial que en “la luciérnaga” el sonido distintivo sea un grillo y que a las 4PM no se vean las luciérnagas.

Me recuerda el post de aniversario de “El oyerista”. De allí rescato:
– La lambonería, zalamería y lagartería exagerada de Arizmendi con ciertos personajes. Y cuando hay chiva, ese ave de rapiña ávida de sangre y morbo en que se convierte. Ese que no suelta el entrevistado y le quiere preguntar cosas que no se confesaría ni a sí mismo, que uno mismo de oyente suplica: ¡piedad, un poquito de respeto!
– La manipulación descarada de los índices de audiencia en vísperas de EGM, inflando todo repartiendo un milloncito diario.
– Que hagan entrevistas a gerentes de empresas como si de verdad fueran entrevistas y no publireportajes. Me ofende que insulten mi inteligencia de esa manera.
– El seseo medio paisa aleatorio de Yolanda Ruiz. Detestable.
– De Iván Parra se podría hacer todo un post. Pero para resumir: que al que tenga un título en alguna ciencia de la salud le diga. “docto”, que cuando hablan de un pueblo español (o sea la mitad de los programas) empiece a dar las señas para llegar a donde venden la mejor especialidad típica de dicha ciudad (y a veces sabe más que los mismos invitados de geografía y costumbres españolas, con nombres de la que atiende que hace esas cazuelas tan ricas), que sea tan zalamero con sus invitados y que sea casi tan lambón como Arismendi. Bueno, no tanto pero casi así de lambón. Por lo menos su léxico es muy completo y hace casi que poesía al hablar … aunque generalmente se adorne tanto que uno lo único que pide es que se calle.
– Frank Solano que cree que nadie se da cuenta que mientras entrevistan a alguien él (con el fin de justificar el salario y decir algo) entra a google, mete el nombre de la ciudad del entrevistado y le pregunta la primera idiotez que vea, obviamente fuera de contexto. Sale con cosas como : ¿y la plaza de trafalgar que fue terminada en 1845 por orden de Jorge IV sigue con esa fuente tan bonita en honor a sudáfrica en su parte sudeste?. Lo más molesto de la pregunta es que la formula con tono de suficiencia y pretendiendo hacernos creer que no está leyendo la wikipedia. A diferencia de Parra, Solano pocón de cultura.
– Y el personal femenino de la ventana … el estereotipo que tanto odian las mujeres de mujeres bonitas y huecas. Que no se note que no me soporto “La Ventana”. Sobre todo el habladito NataliaPari-esco de una de ellas. Y no por lo bonita. Al menos el nuevo (Roberto) es divertido, aunque deje un reguero de plumas cada dos de tres intervenciones.
– Iván Mejía y su descarada falta de objetividad cuando de hablar de Santa Fé se trata.
– Gustavo Gómez y que la haya cogido contra Miguel Olaya por tan poquito.
– Que Caracol siga usando el término “blog” a herramientas que no son otra cosa que un foro.
– Por cierto Gustavo: un blog es el espacio, las “unidades” se llaman “posts”, artículos, entradas … pero NUNCA “Blogs”.
– Que Diana Uribe rellene los programas con música y repitiendo/resumiendo 5 veces lo mismo por capítulo.
– Los comerciales que incluyen ruidos que lo pongan a uno alerta: un pitazo de carro, un despertador, un celular. Eso debería estar prohibido, hasta peligroso es.
– Los oyentes que se humillan por un pinche CD, o los que no tienen idea del tema del día … pero van por su CD.

Pero son más las que me gustan… no en vano llevo oyendo Caracol desde que tengo memoria, o sea … desde siempre.

Probando un Nokia N95 Día 14: También es un reproductor de música.

Ya lo he dicho varias veces, la campaña publicitaria lo dice claro: no es una cosa, son muchas cosas.

El N95 puede integrar 5 tipos diferentes de “gadgets” para oír/guardar música, con cinco aplicaciones especializadas en:
– Reproductor MP3
– Radio FM
– Radio internet
– Grabadora
– Podcast.

No me voy a poner a detallar cada aplicación porque sería eterno … el reproductor de música (MP3, M4A, WMA y AAC) es uno de sus puntos centrales, ya que hasta teclas dedicadas tiene para éso… el teclado se saca corriendo la pantalla hacia arriba, el teclado multimedia corriéndola hacia abajo.
El Teclado multimedia
Así luce. (yo también hice “wow” la primera vez, no le dé pena). Es muy bueno tener teclas dedicadas porque se pueden cambiar emisoras a canciones sin necesidad de sacar el teléfono del bolsillo. Muy práctico si uno está en una zona de la ciudad donde no es buena idea dar semejante papaya. También se puede hacer lo mismo (play/stop/pausa/forward/back y subir/bajar volúmen) con el control del auricular (manos libres).

Hoy voy a hablar del Radio FM y del Radio Internet … del Podcast ya hablé antes y de los demás ya hablaremos en otra oportunidad.
El radio del N95
El radio FM es simple, como el de cualquier otro celular … lo que me gustó (que ignoro si lo hacen otros equipos) es que me detecta la localización y usando el proveedor de red (Comcel en mi caso) me descarga automáticamente los nombres de las emisoras y sus frecuencias.
El radio del N95El radio del N95
El radio del N95El radio del N95
Eso elimina la aburrida “escaneada” de las emisoras una por una, y el no saber su nombre … me pareció un excelente servicio, muy práctico sobre todo cuando uno viaja a una ciudad de donde no conoce sus emisoras. Lo otro que uno puede hacer es ordenarlas al gusto propio.

La otra aplicación es Nokia Internet Radio, aplicación que puede conseguir aquí.
El radio del N95
Funciona de forma muy similar a como lo hacen las emisoras por internet en nuestros reproductores de música en el computador, pero con la ventaja de poderlas usar por medio de la conexión wi-fi en donde estemos, o si nuestro bolsillo/presupuesto/plan de datos lo permite, usando la red de datos de nuestro proveedor, en donde tenga cobertura. En otra palabras: puedo oir emisoras de cualquier lugar del mundo en cualquier parte. Uno con la tecnología pierde un poco la capacidad de asombro, pero eso de poder oir una emisora de Bombay mientras se trota en la ciclovía … a mi todavía me cuesta asimilarlo… es increíble.
El radio del N95
Un pequeño video para que vea como funciona, después del salto.

Algunas emisoras a veces está “caídas”, otra tienen mejor sonido que otras, otras entran más rápido que otras … supongo que eso es normal en las emisoras que transmiten por internet, como pudimos ver en el video. Por cierto, esa emisora de Colombia la agregué yo mismo al directorio, fue llenar un formulario, esperar respuesta y en cuestión de horas ya estaba agregada.