Los crimenes pasionales no existen

Screenshot de El Tiempo

Antenoche Claudia Johanna Rodríguez fue asesinada por Julio Reyes, un hombre con el que tuvo una relación sentimental. Le disparó en su lugar de trabajo luego de tenerla como rehén por un par de horas en un centro comercial de Bogotá. El agresor fue herido por la Policía y también murió horas después.

Sucedió cerca de las 8PM, por lo que los noticieros de televisión no lo alcanzaron a registrar en su edición de las 7 y cuando llegó el de las 10PM el titular fue algo así como “hay un hombre armado en el Centro Comercial Santa Fe y tiene una mujer de rehén, el centro comercial está siendo evacuado, la Policía está tomando control de la situación, noticia en desarrollo”. Pocos minutos después anunciaron que la mujer había muerto y que se trataba posiblemente de “un crimen pasional“.

Al cabo de un rato hice este par de tweets:

Mi molestia principal es con la forma en que los medios de comunicación siguen cubriendo este tipo de noticias. Decir que fue un “crimen pasional” es meter una razón para algo que no tiene la más mínima justificación. Es tratar de explicarlo: “una persona mató a otra, pero seguro tuvo una buena razón para hacerlo, razones pasionales”

Efectivamente, el crimen pasional sí existió en algunos códigos penales y en algún momento de la historia el marido tuvo el derecho de golpear e incluso de matar a la esposa infiel sin recibir mayor castigo. En el siglo XIX.

El punto es que hoy no existe tal cosa llamada “crimen pasional”.

Continue reading