Vivir en Cali, manual para dummies

gato del Río, Cali
Viví en Cali entre noviembre de 2011 y enero de 2013, y desde que pisé tierras vallecaucanas en un rol distinto al de turista empecé a escribir este post. Algún día había que terminarlo y ese día fue hoy.

Colombia tiene la particularidad de ser muy rica culturalmente. Para muchos extranjeros resulta sorprendente que en un país relativamente pequeño se puedan encontrar diferencias culturales tan grandes entre las subregiones, tanto que en ocasiones nos cuesta trabajo entendernos entre nosotros mismos. En mi caso soy un rolo -cachaco, bogotano- que se fue a vivir a Cali y que tenía a diario infinidad de pequeños choques culturales. Los compartiré en este post con el fin de que le puedan ser útiles a otros rolos que estén a puntos de vivir el mismo proceso.

La gente

Los nacidos y criados en Bogotá tenemos fama de ser odiosos, creídos y fríos en el resto del país. Luego de vivir 15 meses fuera de Bogotá puedo entender por qué nos ven así: nuestras formas de relacionarnos y nuestras costumbres son distintas, sin que necesariamente nuestra personalidad sea así. La antipatía y frialdad -en mi opinión- son un mecanismo de defensa de la ciudad grande, donde creciste con el mantra “no hables con desconocidos”. Es simple instinto de supervivencia.

Lo de creídos lo explico con ese complejo de superioridad del hijo de la capital, quienes por nacer en la ciudad más importante del país podemos llegar a mirar a las demás como pueblos, y si tienen suerte, pueblos grandes. Acomplejados y prejuiciosos que somos. Resumiendo: es verdad. Los rolos podemos parecer antipáticos y fríos, y en muchos casos, serlo. 

  • Mi primer choque cultural cuando recién llegué a Cali fue la calidez de la gente. Recuerdo la primera vez que entré a un ascensor y todos sus ocupantes saludaron en coro “buenos días”. Uno queda sin reacción, una mezcla de “¿qué carajos le pasa a esta gente?”, “seguro me confundieron” y “¿qué respondo?”. Al cabo de los meses uno se acostumbra, saluda y hasta lo extraña cuando no responden. Es decir, uno se termina civilizando.
  • La gente mira a los ojos en la calle, sonríe. Cuando usted sale de su casa o de su apartamento hay contacto visual con el portero, con el vecino… y hasta conversación. No es que en Bogotá no pase eso, pero no es tan común, mucho menos entre desconocidos, creo que esa es la definición de  “gente abierta”. Supongo que usted sabe a lo que me refiero. Algunos rolos somos de los que volteamos la cara cuando vemos que viene un vecino, mientras que la mayoría de los caleños hacen justo lo contrario.
  • La atención por parte de vendedores, cajeros y empleados en general es amable, cordial, sincera. Poco que ver con la que uno suele recibir aquí.

Continue reading

¿al fin qué? ¿bicicleta o carro?

Ford Explorer Colombia 2011

No es secreto para muchos por aquí que soy un “entusiasta” (eufemismo para intenso) con el tema de la bicicleta como medio de transporte. Llevo seis años hablando con regularidad del tema, y ya perdí la cuenta de la cantidad de personas a las que he convencido que es mejor en bicicleta. Tantos, que me animaron a que documentara toda esa experiencia en algún lado (y en esas ando).

Ya son 18 años los que llevo usando la bicicleta como mi medio principal de transporte en Bogotá. Son tantos los posts que he escrito aquí que es una categoría importante en este blog, y algunos pensarán que este blog no debería llamarse “Patton en el país del sagrado corazón” sino “Patton y el monotemático blog sobre su bicicleta”.

Entonces cuando algún fabricante de carros me presta un carro para que “le de una vueltica” y me ven todo entusiasmado con el tema, la pregunta obligada es: “¿al fin qué? ¿bicicleta o carro?”. Con cada préstamo que me hacen me queda más y más claro: Para ciertos desplazamientos relativamente cortos (corto para mi son unos 8 a 15km) dentro de la ciudad grande en horas de oficina, definitivamente (en términos de eficiencia) no hay ningún otro medio mejor que la bicicleta. (eficienciaen términos de tiempo y dinero). Lo era hace 18 años cuando comencé a irme a la universidad en bicicleta, y cada día el tiempo me da más la razón en una ciudad completamente atorada con carros y obras inconclusas como Bogotá.

Pero el hecho que para desplazarse por la ciudad sea mejor en bicicleta no quiere decir que el carro no sea una opción para ciertas situaciones, y muy particularmente viajar por carretera. Dice la publicidad que ése es el legado de los huevitos de la seguridad democrática, avalada por la presencia de unos soldados que parecen hacer autostop al paso de los agradecidos ciudadanos.

Hace un par de semanas me prestaron un Ford Explorer, y me dieron por la vena del gusto. No solo por toda la cantidad de “gallos” que tiene para hacer muy confortable la experiencia de conducir por muchas horas, sino porque es un carro para “buñuelos” como yo. Sí, no me da miedo reconocerlo, porque en un país machista que un hombre no maneje como un taxista es un hecho no menos que “sospechoso” en términos de virilidad.

Yo lo reconozco abiertamente: soy buñuelo. No tengo carro, aprendí a manejar hace un par de años y manejo si mucho (en promedio) un par de horas al mes. Si he manejado 2.500km en mi vida podría no estar exagerando de los cuales menos del 10% han de haber sido en ciudad. Como mi vehículo diario es la bicicleta lucho con las dimensiones de los carros (ya no quepo por todos lados), y mejor no hablemos de las apagadas en uno que otro semáforo… 😀

Manejar en ciudad es de las actividades más estresantes que hay, no vano existe el “road rage“, y los conductores de servicio público son reconocidos por su temperamento violento. En Bogotá suele ser más crítica la situación, la agresividad del conductor local es mucho más notoria que en otras regiones.

Por eso me gustaron tanto esos pequeños detallitos de la Explorer, que no sólo la diferencian de sus competidores, sino que hacen de la experiencia de manejar algo mucho menos estresante de lo que es. Y porque son esas pequeñas cosas que hacen feliz a alguien al que le apasionan los gadgets. Por ejemplo:

  • Es automática. Adiós apagadas en los semáforos. Sin embargo se puede poner manual, muy útil descendiendo en carretera. Son 6 cambios. 
  • No necesita llave. Es una cosa que se llama “My key“, uno no necesita meter llave en ningún lado, con tener el control en el bolsillo basta. Apenas se acerca a la puerta se desbloquea el seguro, y para prenderla es como prender el computador: tiene boton “on/off”. Otra función de MyKey está en este video :D. (para que los papás le puedan prestar la camioneta al hijo malcriado) 
  • De lo más descrestador es lo del Sync. Es un software desarrolado por Microsoft que integra todo el entretenimiento a bordo con el carro, y todo es manejado por comandos con la voz de uno mismo. El teléfono se vincula con el carro, llegando al punto de leer los mensajes de texto y los contactos, de tal forma que uno dice “llamar a pepito pérez”, y efectivamente llama a pepito pérez (si uno tiene a pepito perez en la agenda, claro). La llamada se oye por los parlantes del radio y el micrófono está en el techo. ¿Para qué sirve? Obvio, para que no se desconcentre alguien mientras habla por teléfono, que es lo que suele hacer la gente entre tanto trancón.
    La leída de los mensajes es genial, si en el mensaje había una carita feliz lo lee como “Emoticón feliz” 😀
  • El Sync también sirve para la música. Uno pide la canción que quiere oír por nombre o por artista, y la reproduce. No es perfecto, pero funciona muy, pero muy bien. Aparte de que es divertidísimo y descrestador. Reproduce música del teléfono, de memorias USB (tiene dos entradas), de CD o de iPod siempre y cuando este bien “taggueada”, claro. La pantalla es táctil y gigante, y controla también el aire [video].

  • La cámara de reversa. La camioneta es gigante, así que parquearla en reversa es muy difícil. Pues cuenta con una cámara de reversa con sensores de proximidad e integrado a la dirección. No solo es un espejo retrovisor aumentado, sino toda una ayuda, como en un juego de video: uno mueve el timón y se mueven las líneas en la cámara por donde uno va a pasar. Si no fuera por esa cámara no la hubiera podido parquear en mi edificio

  • Sensor de punto ciego en el espejo retrovisor. Cuando va a cambiar de carril uno mira el retrovisor, cierto? Pero siempre hay un punto ciego, alguien que está detrás y que no se ve. En el espejo se prende una luz avisando que “ojo, hay algo que no ve”. Sirve, y mucho. Eso se llama Blis. También avisa cuando uno está parqueado y va a salir que viene un carro que uno no está viendo. 
  • Sistema anticolisión. Cuando la camioneta detecta que uno se está aproximando muy rápido a algo (mejor dicho, cuando lo ve a uno estrellado) se prende una luz roja en el panorámico y suena un ruido que lo deja a uno pegado del techo. Es alarmista a ratos, pero funciona muy bien la mayoría del tiempo.
  • Parquea sola!!

  • No tiene tapa de gasolina. Es hermética, lo que evita desperdicio y que le roben la tapa.
  • Velocidad de crucero adaptativa. Es lo máximo: uno en carretera ajusta la velocidad a la que quiere ir. Hasta ahí normal. Pero lo diferente es que si el de adelante frena, ella frena solita, y si acelera, también. Y no sólo eso, mantiene permanentemente la distancia que uno haya ajustado con el carro de adelante. En serio que con eso en carretera uno no tiene sino que mover la dirección.
  • Control de tracción. Trae un poco de programas: para barro, para arena, etc), y también uno muy bueno para descensos [video hecho por mi]: cuando es una bajada muy pronunciada este programa controla todo para que no coja mucho vuelo. También tiene un sistema de control de curvas, que hace que si uno coje una cuerva muy rápido no solo controle los frenos para que no siga derecho, sino que le baja el torque al motor para contribuir en el proceso. Uno ni se entera. 
  • Uno puede controlar la temperatura de los asientos delanteros independientemete (enfriar o calentar), e incluso la temperatura de los pasajeros de atrás puede ser diferente a los de adelante.
  • Esto ya es demasiado: La puerta del baúl se puede abrir y cerrar remotamente. ütil hasta para gastar bromas 😀 :

Qué me gustó
Todo lo antes mencionado. Ah, faltó agregar que tiene un techo que es realmente una “ventana al cielo”

Ford Explorer sunroof

y que se puede convertir en un vehículo de carga con un par de botoncitos, como se puede ver en este video.

La bici cupo sin mayores problemas, sin necesidad de desbaratarla ni nada

:Ford Explorer 2011 Colombia

Qué no es tan chévere

  • Tanta ayuda lo deja a uno tan malacostumbrado que el día que coja un carro normal, fijo va y se estrella. Prácticamente no se necesita saber manejar para usar un carro de estos. 
  • Llama DEMASIADO la atención. En la calle todo el mundo voltea a mirar, recibes trato VIP en todo semáforo, al igual que donde haya retén de la policía, eres el ganador. 
  • Con tanta maravilla el GPS integrado no debería ser algo que uno extrañaría. Y sí, se extraña.
  • La pantalla táctil es capacitiva, pero a veces es bien “insensible”. Eso distrae. El sistema MyFord es lento, la respuesta no es tan ágil como uno esperaría, parece Windows… Oh, wait! 😀
  • Igualmente, sería genial que tuviera servicios de asistencia remota y satelital como los que tiene la competencia
  • No tener la plata para comprarla 😀

Claro, es chévere ver para dónde va la tecnología y que le estén metiendo tanta integración de tecnología y gadgets, y que algún día llegará a todas las gamas de carros. De hecho el MyFord es un sistema operativo al que se le pueden instalar aplicaciones, dicen que hay una que lee los tweets y todo, pero eso si no lo pude probar. Por lo pronto comento que disfruté mucho de la experiencia, me fui hasta Cali ida y vuelta y no fue nada grave. Pasar mulas en La Línea con su motor 3.6 es algo que lo hace ver fácil.

Si quiere más detalles técnicos y seriotes sobre los juguetes de Ford o la Explorer, échele un ojo a elfuturoford.com. Si quiere saber más detalles ñoños puede ver fotos de muchas opciones aquí, y otras aquí. Ah, y hay más aquí.

PD
Ya se que me van a preguntar sobre el consumo. El tanque duró de Bogotá a Palmira (es graaande!) y en los 1.165 km en que la conducí gasté exactamente $250.000 en gasolina. Pero me la entregaron llena, entonces solo puedo estimar que se llena con $200.000, que a unos $8.300 el galón son 54 galones en total… 1.165/54 = 21km/galón. Según la camioneta el consumo es de 17.3l/100km o sea 4.57 gal / 100km, o sea 21km por galón, o sea que mi cuenta sí estaba bien 🙂

Juemadre si sale caro andar en carro! 21km a $8.300!!

Fusionando el N95-8GB


Pensaba que el N95 8GB no era más que un N95 con carcaza negra y 8GB internos. Estaba muy equivocado.

Al N95 lo conocí gracias a la invitación que recibí para formar parte de Descubre y Navega. Luego de tres meses puedo decir que lo conozco bien. Recibo ahora una nueva invitación para contar mi experiencia en la vida diaria con su sucesor: el N95 8GB como el fusionista tecnológico. Espero poderles dar una visión técnica y práctica de lo que se puede hacer con un N95-8GB

Primeras impresiones:

  • El teclado desliza más suavemente que en el N95 y sin ruido. Me encanta la sensación al deslizarlo.
  • La pantalla se vé enorme! Ahora aprovechan mucho mejor el espacio (es 0,2″ más grande) y si la pantalla del N95 era impresionante, la del N95-8GB es doblemente “wow”. Apenas lo cogí noté que había algo raro.
  • Al ser más grande la pantalla, ahora las aplicaciones en espera activa no son 6 sino 7. Hay más espacio.
  • El menú multimedia es diferente, y francamente menos bonito pero más práctico.
  • Las teclas de dirección ahora tienen volumen y al pulsarlas se siente un poco diferente. Me gusta el botón central que ahora es redondeado y parece ser de plástico sólido, no pintado. Ya lo sabremos.
  • Igual con las teclas numéricas. Se siente un poco diferente al presionarlas.
  • El control remoto de las manos libres es mucho más plano, bonito y probablemente estén mejor distribuídas las teclas. Ya no pararé la música cuando realmente quería adelantar la canción. Espero.
  • En general elN95GB se siente mucho más rápido que el antecesor. Dice un amigo que es por el uso eficiente de la memoria de 8GB como RAM y la “paginación” de la misma.

Por ahora son estas las primeras diferencias (todas para bien) que encuentro. Ya veremos cómo se siente en el uso diario.

Vea fotos del uno al lado del otro