Concurso de fotografía “Global World View Competition” para celulares con cámara

Sony Ericsson ha abierto un concurso de fotografía para teléfonos con cámara, el cual está a punto de finalizar.

Hay dos ganadores: uno escogido por el público y el otro por expertos. Ambos ganadores recibirán como premio “el mejor viaje de su vida”

No importa la marca de su teléfono, lo único que piden es que la foto no haya sido editada y que haya sido tomada con un teléfono.

Más detalles: Sony-Ericsson global wolrd view competition.

Se aprovechan de nuestra nobleza (2)

Hablaba en el post pasado sobre los planes de los operadores celulares y de cómo se aprovechan de la inocencia de sus usuarios para “exprimirlos” al máximo, pero no quise profundizar en el tema de la navegación por internet móvil para no hacerlo más largo de lo que ya era.

En Colombia tan sólo Comcel (desde hace unos 9 meses) ofrece conexiones de alta velocidad vía celular (3.5G o HSDPA). Esta tecnología permite velocidades de transferencia de hasta 14Mbps y está al nivel (y hasta mejor) de los servicios ofrecidos en Europa y Estados Unidos. No sé que velocidad alcance en Colombia, se le agradece el dato al que lo tenga. Desafortunadamente la competencia (de nuevo las fuerzas de la competencia y del mercado) no ofrece las mismas ventajas y se conforman con una “humilde” conexión EDGE-GPRS (2G), que son las que ofrecen Movistar y Tigo por el momento. Porque se promete 3G para Diciembre. Lo que esperamos desate una feroz guerra de tarifas entre los operadores que termine beneficiándonos con tarifas muy bajas, lo que nos permitirá llenar de intrascendentes videos de nuestra vida privada que a nadie interesa en tiempo real, vía qik y twitter.

Hace unos meses participé como blogger en un blog colaborativo en donde recibí un computador multimedia (aka teléfono celular) para contar mi experiencia (junto con otros reconocidos bloggers) con el mismo. Y una de las tendencias con mayor crecimiento en todo el mundo es por el lado de la conexión a internet vía celular, y con un potencial muy grande. Para mí un teléfono que no tenga wi-fi es prácticamente inútil y la tendencia es a que todos los fabricantes incluyan esta tecnología en sus equipos, pero eso es en parte debido a que las tarifas de navegación por demanda por medio de los operadores es desproporcionadamente costosa: $14/kb (US$0.007) por comcel (HSDPA), $14/kb en Movistar (GPRS) $9/kb Tigo (EDGE). Lo aprendí “the hard way” un día haciendo este post: “el chistecito” (2273kb) me costó $35.640. Y dos megas no son es NADA para Internet.

Tigo en Colombia ofrece un plan de $14.400 ($7.2) con unos generosísimos 4MB, es decir a $4 (US$0.002) el kb. Movistar ofrece uno muy similar (en lo tacaño y caro) con 5MB por $15.900. (US$8) Comcel. Sin embargo la promoción “navega” de Tigo (enviar un SMS al 818 con la palabra navega) es excelente: navega ILIMITADO un día por $2.000. (US$1) (no olvidar enviar “cancelarnavega al 818 para que no cobren $2000 diarios). Lástima que sea GPRS/EDGE, pero al menos ha permitido conectividad a internet en casos de emergencia, es lo mejorcito que hay por el momento. Ojalá cuando ofrezcan velocidad HSDPA conserven la promoción. Movistar en Venezuela ya hace pruebas de 3G, esperemos que lleguen pronto a Colombia, donde se espera se facturen US$7.100M en 2013. Ya se rumoran tarifas de 3G de Tigo.

Por el lado de planes ilimitados no estamos tan graves: Tigo ofrece 500SMS e internet ilimitado por $57.600 (US$29), Movistar por $55.600 (US$28) y Comcel por $80.900 (US$40.5) para GSM, $100.900 (US$50.5) para 3G. Comcel tiene la sartén por el mango por ser el único con 3G, esperemos que cuando Movistar y Tigo lo implementen las tarifas (sobre todo para internet por demanda) se reduzcan significativamente. La masificación de conexiones a internet por celular es una realidad y el primer paso lo dio el iPhone. Que a propósito, había oído que lanzarían planes especiales para el hijo prodigio de Apple con énfasis en datos, pero no los encontré en ninguna parte por el lado de Comcel, porque Movistar si lanzó unos muy cómodos (250 minutos, 250MB y otros por $74.900) (US$38), poniendo internet y iPhone al alcance de muchos. Bueno, el plan a eso, hay que añadir $910.900 (US$455) del equipo (8GB), $1’132.900 (US$565) por el de 16GB. iPhone. Eso si, mientras no sea cierto lo que dicen que el iphone captura las actividades de sus propietarios sin que lo sepan.

En Chile un plan ilimitado vale $100.000 (US$50) con Claro, para servir de referencia. En México con Telcel es aún peor, el internet ilimitado con el iPhone lo ofrecen por $280.000, (US$140) solo el internet. Luego aquí aplica el dicho “mal de mucho consuelo de tontos”, que si por allá llueve por acá no escampa. Todos hijos de Slim, por cierto. En España el operador Simyo ofrece ~$75.000/mes (US$38) por 5GB.
Vodafone prepago: 75MB ~$57.000 (US$28) La velocidad promedio en España llega casi a 1Mbps/s. Aquí dudo que llegue a los 100kbps, pero habría que hacer el estudio.

Podemos ver que las tarifas en los países analizados están incluso por encima de las de Colombia, aunque la comparación no es posible por las diferencias en poder adquisitivo y demás. No tengo datos de internet por demanda en dichos países, aunque si bien es cierto el único que ofrece 3G en Colombia por el momento es Comcel, y sus tarifas están a la par con las de Chile e incluso por debajo de México. Esperemos que la presión de los competidores haga que las tarifas bajen, como pasó con internet y con la telefonía celular.

En la medida en que la demanda crezca, confío en que así sea.

PD
Me preocupa que los operadores celulares pueden tomar demasiado poder y control sobre nuestros hábitos de consumo. Con la elección del estándar de TV Digital en Colombia (DVB-T) podrían ofrecer contenidos para celulares, ya que el estándar móvil fue desarrollado por Nokia … pero a través del operador. (Y sabemos que ellos gratis no dan nada). También pueden ofrecer sus redes y sus tentáculos para ser medios de pago, como lo han experimentado en México y Canadá. Ni hablar del tema de las radiaciones electromagnéticas y la discusión sobre si es malo o no. Hay que tener un ojo abierto.

Se aprovechan de nuestra nobleza (1)

En un post reciente tení­a un “encontrón” con una operadora de telefoní­a móvil. (comcel para los amigos).

Los operadores de telefoní­a móvil (y en general toda empresa de telecomunicaciones y de consumo masivo) son como los papás de los adolescentes cuando dicen que se van a una finca con “unas amigos”: No son bobos, se hacen.

Tengo celular desde Diciembre de 1997, ha sido la misma lí­nea con el mismo operador siempre. Fue cuando empezaron a masificar los celulares. Un minuto a cualquier operador costaba más de $1.000, y pesos de 1997. Pero si uno tenía un plan post-pago el costo del minuto se disminuía dramáticamente, llegando a ser más de una quinta parte del valor del minuto “normal”y fue así como tuve el mismo plan por varios años. Es un negocio redondo de los operadores porque garantizan ingresos fijos a la vez que crean hábitos de consumo. Un plan postpago no es más que uno prepago pero garantizando que se consumen X minutos al mes, con minutos más baratos. Así fue mucho tiempo.

Sin embargo la llegada de Ola (hoy Tigo) en 2004 hizo que se destara una feroz guerra de tarifas entre los recién llegados y los dos que iniciaron el negocio: Celumóvil (luego Bellsouth, hoy Movistar) y Comcel (Chisme: en 2009 se llamará Claro). Ola ofrecía el plan “pioneros” con el cual garantizaban unas tarifas ridículas para el mercado del momento (¿$10 creo?) aunque no eran tan favorables para llamar a los otros operadores. Sin embargo y tras cuatro años de feroz competencia y agresivas campañas las leyes del mercado de la oferta y la demanda lograron lo que rara vez pasa: que los consumidores sean (seamos) los beneficiados*. Pero los consumidores “inquietos”.

La competencia hizo que tuvieran que bajar las tarifas a todo nivel: planes postpago, prepago, minutos fuera de plan … y tuvieran que innovar con promociones como las de “los números elegidos” -entre muchas- buscando fidelidad en sus clientes. Ellos están constantemente renovando sus planes y mejorando las tarifas pero … el cuento de que no son bobos sino que hacen viene a que ellos no le dicen al cliente: “Hola, acabamos de sacar un plan en el que pagas la mitad y tienes el doble de minutos, ¿quieres cambiarte de plan y pagarnos menos?

Hasta hace unos pocos meses estaba pagando $100.000 por un plan que me daba más de 500 minutos en total. El problema es que no los gastaba y al final del mes muchas veces estuve tentado de ponerme un chaleco con “minuto a $200” y pararme en una esquina a ver si eso lograba mitigar mi cargo de conciencia por el derroche innecesario. Hasta que un día me puse a revisar con atención las tarifas y los planes del momento y llegué a un descubrimiento de esos de “el agua moja”, pero que estoy seguro muchos de ustedes (o conocidos) no saben aún.

Hallazgos:

  1. Comcel tiene las tarifas más altas del mercado
  2. Algunos planes postpago hoy son menos rentables que los prepago
  3. Los ejemplos dramáticos van por cortesía de mi papá y por mí.
    Mi papá tiene el mismo celular y el mismo plan de Movistar desde antes que yo. Pagaba $100.000/mes por 160 minutos!!! Y los minutos a otros operadores eran de casí $1.000. Revisé las tarifas y planes en la página acordes a su consumo promedio y ahora paga $35.000 por un número similar de minutos, pagando minutos adicionales al mismo valor que los del plan. Pero nadie cambia los planes porque en su momento eran favorables y porque asume que siempre serán los mejores planes. Pero no.
  4. Igual hice yo. Pagaba entre $90.000 y $100.000 por una cantidad ridícula de minutos que no usaba. Ahora tengo un plan muy modesto ($36.000) con 135 minutos, pero con la tranquilidad de que si me paso de los minutos los pago a lo mismo que en el plan ($200-500), y si hablara los 500 minutos del plan anterior pagaría casi lo mismo que pagaba antes, los consumiera o no. Es decir: los planes postapago ahora son casi iguales a los prepago pero sin preocuparse por la carga.
  5. Las tarifas actuales de Tigo son las más favorables del mercado, a cualquier operador
  6. Los días Tigo son un hit. Sea el momento de mencionar esta útil herramienta que avisa sobre los mismos.

De la experiencia del post anterior me quedó un revelador comentario que dejaron en dicho post:
Durante más de año y medio trabajé como abogado en el area de atención de PQRs (peticiones, quejas, reclamos y recursos) de un operador móvil cuyo nombre no cito por ética y la verdad es que salí absolutamente asqueado de la forma en que impunemente se encuentran engañando a los clientes. cito entre otras algunas de las conductas cometidas. 1. Ofrecer promociones falsas o medianamente falsas, los cálculos eran que solo uno de cada 50 usuarios que adquirían la promoción reclamaban, a ese único usuario se le devolvía la plata y a los demás…ya se imaginaran. 2. Efectuar periódicamente cobros que no se encontraban anunciados en la publicidad, ni se le comentaban al usuario al momento de adquirir el plan, aquí el cálculo de 1 en 50 se repite con iguales consecuencias y 3. Hacer uso de los reportes en centrales de riesgo para compeler a pagar montos que no se debían íntegramente teniendo en cuenta la ignorancia y necesidad de las personas.

De nuevo, las empresas hacen lo que se les da la gana con sus usuarios … porque nos dejamos**.

Y ni hablar de las tarifas de internet móvil. Pero eso será tema para la segunda parte de este ya suficientemente largo post.

*El mismo fenómeno se vive en los servicios de internet. TVcable tenía planes de $65.000 para una conexión de 150kbps hace unos pocos años. Hoy, gracias a la llegada de competencia (ETB, Telecom y otros) por esos mismos $65.000 usted puede tener 2000kbps. Pero ellos no son bobos y no avisan a sus usuarios, conozco gente (y bastantes) que aún tienen planes de 300kbps. @julianortegam era uno de ellos. Usted con una llamada a su operador previa consulta de los planes actuales solicita el cambio de plan y se lo hacen de inmediato. Yo lo hice la semana pasada y en 10 minutos dupliqué mi velocidad de internet y encima menos pago un poco menos que antes.

**Y bueno, porque cuando nos enteramos no le contamos a otros.. ahí verá si le pasa “el dato” a sus conocidos.