Patton 5 – Grandes corporaciones 0

Pues si, estamos triunfando.

Recuerdan mi pelea contra una gran multinacional? Por supuesto que no. Por eso les traigo el “flashback”, en blanco y negro y todo.

Bueno, hoy tuve la audiencia de conciliación. Yo, un pobre don patton contra tres abogados encorbatados y el gerente general para Colombia de dicho monstruo multinacional. En mis tiempos decían: Tres contra uno le sacan el desayuno. Bueno, eran cuatro contra migo, y migo acababa de almorzar.

La señora de la SIC nos presenta (se nota el cambio cuando dice “y usted es don patton?”), y explica el objeto de la reunión. Me pone en la palestra cuando, sin previa anestesia (al menos un güaro ola!) me pide que exponga el caso. Como era tan enredado me explica que sólo es competencia de ellos la parte que tiene que ver con la calidad del producto. El servicio al cliente como que es tierra de nadie por lo que entendí. Explico mis problemas con el producto “en cuestión”, ante un respetuoso silencio. Muy sabiamente no entran a discutir conmigo, pero tampoco me dan la razón. (Ni mas faltaba, darme la razón sería aceptar que están tumbando a media humanidad, literalmente!). Punto a punto aceptan que lo que yo digo es cierto, pero por razones de “calidad”. Un ejemplo: “La impresora no imprime si no tiene amarillo, porque se busca garantizar que todas las impresiones sean perfectas”. Del putas, pero si voy a imprimir en negro? Me jodí! (A eso no hubo respuesta). De ese corte fueron todas las respuestas a mis quejas. Se concluye que mi caso (que lo vi perdido cuando la señora “juez” preguntó si había acudido a la garantía) es un caso aislado, que lo que me pasa a mi de que me duren los cartuchos de color 100 copias (valga aclarar que sin usar color algunos en las 100 copias) me pasa a mi y al ratón pérez, (ah, y a “el coyote”), y que para no perder más tiempo y dinero (dice que los abogados y tiempo de ellos valen más que el reclamo mismo) lo mejor es aceptar a darme lo que pido: que me devuelvan lo que pagué por su tiesto de impresora y lo que pagué por los cartuchos que me duraron 100 hojas.
Una vez conciliamos la “sra juez” se va a hacer el acta para que la firmemos, proceso en el que se demora una hora (irónicamente por un problema de impresión). Hablamos de secretos bien guardados (pista: Nunca apaguen la impresora), de cuanto venden, de sus problemas de distribución, del contrabando, de sus problemas con el servicio al cliente, de su nómina … hablan bien de Uribe: desde su punto de vista de empresarios destacan la reactivación económica y la generación de empleo y el creciemiento de sus empresas: 70% en el último año en el caso de la otra empresa que estaba involucrada en el caso. (lo cuento a modo anecdótico, favor abstenerse de comentarlo), se habla de política latinoamericana, de economía nacional … en fin, hasta bueno se pasó.

Pero lo importante, la moraleja de la historia: Quejarse paga. (Bueno, quejarse donde es, ¿no?). No quedé satisfecho con su producto, me quejé, y aunque un poco lento … lo logré: me devolverán lo que pagué.

Y eso, sumado a esa luna llena tan espectacular de hoy … hicieron de hoy un buen día.

Y ya, eso era.

PS
y que gracias a mi asesora legal … me sirvió de mucha su ayuda!

13 thoughts on “Patton 5 – Grandes corporaciones 0

  1. Claro que quejarse paga, sobretodo aqui donde la gente no esta muy acostumbrada a hacerlo pero los pocos que lo hacemos logramos una atencion decente, generalmente aca el consumidor esta muy bien protejido pero aun asi la gente nunca casi se queja. En servicios como restuarantes y eso los clientes casi siempre tenemos la razon asi que dependiendo del resturante a veces hasta no tienes que pagar o te dan vinillo gratis si te quejas justificadamente por algo.Pero al parecer el paraiso para quejarse es gringolandia.
    Te respondi a un correo que se llamaba noreply!!! asi que creo que no cantara. Mixmail siguie bien acabo de leerlo.

  2. Llegando por primera vez a este blog, muy interesante Patton, me gusta y por acá volveré seguidito. Sobre lo de la queja, leí los antecedentes y qué vaina, pero bueno, al menos eso me muestra que hay que quejarse, estamos en una cultura de "coma callao" que es la que nos tiene jodidos, incluida la impunidad y tal. buena vaina!

  3. Eso de quejarse es bueno. Mi camara digital la devolvieron ya.

    Tambien alabar sirve… hace rato ya, coltabaco saco una marca de sus cigarros, yo de metido les escribi diciendoles que estaban muy buenos. Me mandaron un pack con 10 cajetillas.. jejeje, que belleza eso del servicio al cliente.

  4. PattoN: Pues que buena experiencia. Uno muchas veces deja pasar pequeñas cosas de los productos y nos dejamos robar. Muy bien. Esto hay que contarlo para que no nos tumben. No solo en en ámbito comercial sino también con lo público. Muy bien

  5. Felicitaciones! Me alegra que a las multinacionales le peguen ese tipo de patadas. Bueno, yo soy abogado de una multinacional, pero siempre me gusta perder cuando el que gana tiene una causa justa.
    Este caso debería haber sido incluído en el manifiesto antimarcas y anticorporaciones de la globalización: NO LOGO, de Naomi Klein.

  6. Felicitaciones Mr. Patton!
    Me alegra saber que que los de Epson terminaron reuniendose con usted y solucionaron el problema. Lastima la demora, pero bueno, quejarse si paga.
    MUY BUEN POST

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *