Reunion de Soda Stereo

(aplica a la reunión de cualquier grupo famoso décadas después de haber dejado de tocar)

http://pisotres.blogspot.com/2007/06/me-vers-volver-gira-soda-stereo-2007.html

Yo soy de los que piensan que esa reuniones después de muchos años son perfectas para el dicho de “no siempre fueron buenas segundas partes”. Son sandijuelas recargando sus cuentas bancarias a costa de la nostalgia de juventud de los que fueron sus fans en su momento de gloria. Se “aprovechan de su nobleza”, la de sus fanáticos, quienes no queriendo envejecer se aferran a su juventud reflejada en los ya arrugados y barrigones y calvos ídolos de juventud, quienes sin vergüenza repiten lo mismo de antes. Y cobran más que antes, encima.

Todo en su momento y su lugar… el resto es nostalgia. Es como si Guns N’ Roses volviera su formación original … serían los mismos tipos, pero de alguna manera no sería lo mismo. Ya su momento pasó … tal vez el de Soda también.

Sobre géneros musicales y gustos….

http://www.equinoxio.org/columnas/de-frankensteins-y-creaciones-abominables-1201/

La música ha sido siempre un negocio. Por algo le dicen “la industria musical”. Han tomado nichos de mercado, y cuando se agotan … crean uno nuevo. Como los emo, quienes encontrarán como ridículos a los nu-loquesea, (nu-metal, nu-punk, etc) quienes a su vez verán ridículos e intrascendentes a los ragga-babyloneños, quienes se burlarán de los góticos, y así sucesivamente. Los géneros que han nacido como algo rebelde (el metal, el punk, el género “alterno”, etc) nacieron como oposición a las corrientes del momento y con el tiempo todo el mundo se pasó para allá (a ser la corriente del momento) y se volvieron negocio. Crear un nuevo género hace que quienes no se identifican en uno de los nichos actuales se unan, sintiéndose únicos. Se identifican.

Seguramente se llega a extremos aberrantes, pero no es culpa de la industria de la música. Es culpa del mercado, que dá para todo. Hasta para emos, y estoy seguro que se tocará más fondo. Ya inventarán nuevos nichos para nuevos adolescentes buscando algo diferente con qué identificarse, que escandalizarán a los que crecieron con otras verdades absolutas y solo aceptan a Hendrix o Clapton como único Dios sobre la tierra. O beethoven o Marley, o Garzón y Collazos, dá lo mismo. O Patton

Lo bueno de la diversidad es que le permite a uno creerse diferente al tener de donde escoger, supongo.

Sobre teloneros en los conciertos en Bogotá

http://vidaessueno2.blogspot.com/2007/03/placebo-en-bogot.html

Esa ley -o lo que sea que es- de los teloneros deberían abolirla. A mi me parece más un insulto que un reconocimiento a su trabajo musical el que los inviten a tocar “porque toca”. Por una resolución del consejo de Bogotá. Como dándoles limosna, pobretiándolos. Y ellos dichosos aceptan el cuartico de hora, claro. Que se valoren, que se quieran … que por andar aceptando limosna es que sólo hacen conciertos … de teloneros.

Y de ahí que sea explicable que los chiflen o mínimo ignoren. Por lo general los que van a ver el grupo principal no tienen la menor idea de quien es el telonero. A veces ni sabían que iban a tocar esos pelafustanes. Hasta falta de respeto con el que pagó la boleta por ver otra cosa es que le metan a la brava un grupo que ni había oído en su vida.

La musica y las letras

http://lacooper.blogspot.com/2007/03/de-esas-que-me-llegan.html

siempre he dicho que las canciones tiene la particularidad de aparecerse con sus letras en los momentos claves, y adaptarse a lo que estamos pasando, con una implacable precisión. Decirte lo que estás viviendo, y a cveces hasta darte una solución. Y cantadito se vé más bonito.

O es que uno está muy receptivo a las letras, en ciertos momentos.

En todo caso, por algo es que la música es tan popular. Por algo será.

Musica vs recuerdos

Es verdad, todos tenemos una buena lista de canciones que recuerdan una situación o una persona. Al igual que bajo ciertos estados emocionales, las letras de las canciones adquiere características de sicoanalista privado. Es increíble.

http://entintachina.blogspot.com/2006/12/music-and-history.html