Mi primera vez

(contribución en blogjuan #5)

Mi primera vez fue con Lina. Eran las 3 o 4 de la mañana. Fue en un potrero, detrás de las casa de la finca en Chinchiná donde los demás bailaban, y de donde hábilmente nos habíamos escapado. Estábamos muy borrachos. Fue un desastre.

Hoy Lina está casada con un Alemán.

Mi primera vez fue con Marcela. Yo tenía 10, ella 12. Ella puso todo de sí para transmitir su conocimiento, y yo me negaba (por miedo) a recibirlo. Fue un desastre. Al final ella desisitió, tras mucho intentarlo.

Hoy Marcela está casada y tiene dos hijas, a lo mejor ya sean tres.

Mi primera vez con Carolina. Era un asado, yo con 19, ella como 16. Nos escabullimos del asado a traer unos cuchillos para la carne. Fue un desastre. Hoy no sé nada de ella pero de seguro ha de estar casada y tendrá varios críos.

Mi primera vez fue con LGAA. Era Enero, el tema surgió y yo lo sugerí. Fue un desastre. No se ha casado, pero seguro tendrá hijos, y no conmigo.

Mi primera vez fue en San Juanito, Meta. Bastaron varios sorbos de aguardiente Llanero y mucha sicología de masas para que creyera que mi primera vez no iba a ser un desastre. Lo fue. Pero bueno, tenía 14. Hoy allá está la guerrilla y llega la carretera. Ya no se llega solo a pie.

Mi primera vez fue el 3 de Septiembre de 1993. Esperaba un bus que nunca me recibió … todos llenos. Llegué tarde por eso, y al día siguiente lo hice por primera vez. Esta vez no fue un desastre. Ha de ser por eso que no lo he dejado de hacer.

Y es que como dicen los de las olimpiadas especiales: “No importa si gano o pierdo, lo importante es tener el valor de intentarlo”. Porque como dice el viejo y trillado refrán: “Es mejor arrepentirse de lo que se hizo y no de lo que se dejó de hacer”. Es que para atreverse a hacer algo que no se ha hecho antes (es decir, para una primera vez) se necesita valor, y sobre todo … estar preparado a que no será nada diferente de un fracaso. Pero será una buena excusa para volver a intentarlo. La práctica hace al maestro, dicen. Y si lo dicen es por algo. Seguro la quinta vez no será un desastre, y si lo es … pucha, preocupese. Eso puede no ser lo suyo.

Mi primera vez fue en Blogjuan. No sé si fue un desastre. Pueda ser que webargas no resulte con daños colaterales, porque eso si … el que ha tenido que ver con mis primeras veces se ha reproducido. ¿Será por eso que dicen que tengo “buena espalda”?.