Sólo 15 de 55 combinaciones posibles sirven para evadir el pico y placa.


CVY o “como voy yo”, tomada del grupo de placas de carro de Colombia
Anunció el alcalde Samuel Moreno la medida de extender la medida de pico y placa (restricción a la circulación de vehículos en ciertos dias/horarios basados en el último número de la placa) al horario de 6AM a 8PM. Mejor dicho: a todo el día. Se veía venir. Así como algún día se hará también los fines de semana y en carretera. Es casi que de lógica: hay muchos más carros de los que nuestra infraestructura puede recibir.

Para quienes leen este blog desde hace tiempo no es un secreto que desde hace 15 años mi medio principal de transporte en Bogotá es la bicicleta, y que la defiendo como la mejor alternativa para desplazamientos cortos. Repito mucho la frase “es mejor en bicicleta“, casi como un eslogan o un mantra. Lo hago porque creo firmemente que para mis desplazamientos diarios, es mejor en bicicleta. Mucho he hablado del tema (hasta un reciente post en inglés hice) y he comprobado que el tema de transportarse en bicicleta sigue siendo asociado con factores económicos por encima de los prácticos. Es decir: el que se mueve en bici es porque es pobre y no porque sea mejor hacerlo así. Vivimos en una sociedad donde aparentar es lo más prioritario, donde el tener un carro es más un símbolo de estátus que una verdadera necesidad. Con sus peros, claro.
Ni hablar (porque ya lo hice) de la SUVs o camionetas, renovada forma de diferenciarse de la chusma.

Y no es que me oponga a los carros ni que me caigan gordos. No. De hecho, me gustaría tener un carro para irme de paseo y hacer viajes como el que hice en noviembre. Sigo el WRC, la F1 y la Nascar. Lo extraño cuando salgo de noche con mi novia. Y no desconozco que hay muchos que realmente necesitan su carro, para transportar cosas o por cuestiones prácticas. El carro es la mejor alternativa para movilizarse en muchos casos, eso no se puede desconocer. Que en mi caso particular la mayoría de las veces no lo sea, no quiere decir que sea así para todos.

Pero es que ese porcentaje (en mi viciada y poco objetiva opinión) es muy, muy bajo. Muchísima gente no necesita realmente el carro para sus desplazamientos diarios, o le iría mejor si lo hiciera por otros medios: a pie, transporte público, bicicleta, etc. Eso no lo digo yo, sino que lo repitió por años Peñalosa con todos los estudios que soportaban la afirmación. Pero también entiendo perfectamente que mucha gente prefiere comprar un carro y sobrellevar todos esos costos extra**, sólo por no usar el transporte público. Yo también lo evado lo mejor que puedo porque tampoco lo encuentro como una alternativa mejor. Muchas veces no es más rápido y las congestiones e incomodidades de transmilenio o bus urbano no compensan las del vehículo particular. Mejor dicho: si movilizarse en carro particular no es eficiente, en bus/taxi lo es aún menos. No muchos están dispuestos a sobrellevar el casi humillante servicio de transmilenio, y eso que es en muchos casos más digno que el de los buses corrientes.

Y para que la gente (la que puede hacerlo) dejar de usar el carro particular eso debería ser diferente. Debería ser mejor negocio movilizarse en transporte público, como suele serlo en aquellos países de donde copiamos sus modelos de transporte.

Ahora Samuelito, el alcalde menos popular que haya tenido Bogotá (del que tenga memoria), el que goza de gran diversidad de apodos como bobolitro*, Samuel el bobito, Torombolo, Alcalde Diamante, y no se cuántos más … sale con esta bastante impopular medida -anunciada un sábado, vaya uno a saber porqué-, tal vez buscando bajar su popularidad a niveles nunca antes vistos. Y encima con la promesa de que será “sólo por dos años”. Me recuerda el impuesto del 2xmil (que luego se duplicó) que era también temporal. El mismo alcalde que nos prometió metro, recordando a Lyle Landley en “Marge contra el monoriel pero sin la gracia y buen hablar de Lyle. (Ricky Mandino en español)

La más grande consideración que tiene la medida es que le gente buscará comprar un segundo carro (los que sólo tienen uno) para evadir la medida y seguir su vida normalmente. Y la verdad me preocupa, porque eso sí que contriburía al colapso del transporte en la ciudad. Y lo veo probable. Lo curioso de la medida es que la hacen porque van a hacer muchas obras:

teniendo en cuenta que Bogotá será escenario en los próximos 2 años de la más grande intervención de la infraestructura en toda su historia, y que existe una crisis en la movilidad que requiere ser mitigada con urgencia para mejorar la calidad de vida de los habitantes

Pero no mencionan las que se viene haciendo desde que asumió la alcaldía en calles que no las necesitaban y encima las dejan mal hechas y tardan meses en terminarlas. Por así decirlo, porque muchas veces quedan sin terminar.

Se me encendió el bombillo y pensé: “si rotan aleatoriamente los números de pico y placa desestimularán la compra de un segundo carro, ya que no tendría sentido tener un segundo carro, soy un genio”. Pero me puse a jugar con excel y encontré que mi idea no era tan brillante. Pero sí encontré algo que le puede interesar a muchos: las combinaciones de placa que le sirven a los interesados para poder tener dos carros y poder usar al menos uno todo un día. Supongo que los concesionarios tendrán una tabla similar, pero al no encontrar nada parecido en internet la publico. ANACUPRO que es uno.

Hice una tabla con todas las combinaciones posibles (con el modelo de rotación que creía iba a solucionar el problema) e hice unos hallazgos importantes:
Placas
Hay tan sólo 5 grupos posibles.
– 15 combinaciones de placas no se cruzan nunca, o sea que son las únicas que servirían para evadir la medida.
– 10 combinaciones en 5 de los 10 escenarios presentan un conflicto a la semana.
– 10 combinaciones presentan conflicto un día a la semana.
– 11 combinaciones presentan conflicto un día a la semana y encima en 5 escenarios lo hace dos veces a la semana.
– 10 combinaciones presentan conflicto dos veces a la semana.

Supongo que las combinaciones que le interesan son las 15 que no se cruzan nunca, con el modelo actual:
Carros terminados en 0 y 4, 0 y 5, 0 y 6, 1 y 5, 1 y 6, 1 y 7, 2 y 6, 2 y 7, 2 y 8, 3 y 7, 3 y 8, 3 y 9, 4 y 8, 4 y 9, 5 y 9

Y las 10 que se cruzan en la mitad de los escenarios:
Carros terminados en 0 y 3, 0 y 7, 1 y 4, 1 y 8, 2 y 5, 2 y 9, 3 y 6, 4 y 7, 5 y 8, 6 y 9

De los anteriores los que con la combinación actual (iniciando el lunes en 7-8-9-0, vigente hasta el 30 de junio de 2009) tienen la suerte de sumarse a la lista de las 15 que nunca se cruzan, son 0 y 3, 1 y 8, 2 y 5, 4 y 7, 6 y 9

La fórmula es sencila: son los separados por 3, 4 o 5 números. Es decir: Si un carro termina en 0, el otro debe terminar en 4, 5 o 6 para que pueda darse el lujo de tener carro todos los días de la semana. Si usted es de aquellos que no puede dejar de usarlo nunca, claro.

Entonces la única forma de desestimular la compra de un segundo carro es volver completamente aleatorio el pico y placa, o por ejemplo que un semestre sea “impares”: 1-3-5-7 Lunes, 2-4-6-8 Martes, algo así. Pero no me imagino la confusión, así que tal vez la mejor opción sea que nuestro poco apreciado bobolitro que tenemos por alcalde cumpla lo que prometió (la movilidad y el metro eran su bandera y miren no más el secretario de movilidad que nombró) en su poco elegante campaña de desprestigio de su rival para ser elegido, y así los Bogotanos puedan dejar los carros en casa por elección propia, por conveniencia. Como debería ser.

Por lo pronto, me da igual. Para mí sigue siendo mejor en bicicleta1.
*egocéntricamente me atribuyo y responsabilizo por su autoría.
** El carro es un bien suntuario. No es rentable desde el punto de vista económico, si se pone a sumar los costos de gasolina, mantenimiento, depreciación, impuestos, créditos, seguros y de tiempo perdido en tráfico, entre los que se me vienen a la cabeza. Es mucho más rentable ir en taxi o en transporte público, prometo sustentar la afirmación con números algún día.
1Sin que “mejor” sea sinónimo de “más cómodo”. Mejor en términos de eficiencia.

PD
Como le leí a algunos en su estado de facebook: “Yo no tengo la culpa, yo voté por Peñalosa”. Yo tampoco, yo voté fue por Florez.

PD2
Hablando de placas, ya vamos por el 80%. Necesitamos de su ayuda para reunir las placas de todos y cada uno de los municipios de Colombia. Vea la lista completa.

PD3
Y la administración del bobolitro sigue vendiendo el pico y placa como algo ambiental. La prioridad es la movilidad, el resto es accesorio.

PD4
No es que esté escribiendo menos, es que escribo más en twitter. Sígame también en twitter

PD5
Salieron los videos de Inti, el blogger de On The Road Again en Venezuela. Están memorables e imperdibles.

Fusionando sportstracker+ingenio

Al igual que Nicolás, nuestro fusionista deportista, me encanta fusionar deporte con tecnología. Soy usuario frecuente de Step Counter, el cual me lleva el registro de qué tanto camino cada día, de Nokia Vine, y por supuesto de Sports Tracker.

Mi medio de transporte más frecuente para el tráfico de Bogotá es la bicicleta, desde hace ya 15 años. Uno de los inconvenientes que encontré para aprovechar Nokia sportstracker fue la dificultad para poder seguir la ruta a medida que la hacía en la bicicleta. Hasta que uno de los blogs que leo ví un soporte para N-series y me encantó. Según Mark, es un prototipo y no se sabe si saldrá algún día a la venta, pero yo soy de los que les gusta hacer las cosas por mí mismo, me inspiré en la idea, y con los materiales que encontré a la mano hice mi propia versión del soporte.

Ingredientes:

– Un soporte para luz trasera ($2.000, incluyendo la luz)

– Un soporte para ciclo-computador. Me sobraba de un ciclocomputador viejo, podría intentar conseguir uno en un taller de bicicletas o en un mercado de las pulgas.

– Una tira hecha de un neumático viejo de bicicleta. (unos 20cm). En la mayoría de los casos puede salir gratis.

Paso 1

Pegue una tira de caucho a la platina metálica. La idea es que el teléfono se apoye sobre el caucho para que no se mueva ni que por la vibración se vaya a rayar. Yo la pegué con pegante “bóxer”, no recuerdo el nombre en otros países para este pegamento. Cualquier pegamento que una caucho y metal sirve. La prensa la utilicé para que quedara fijo, mientras el pegante secaba.

Paso 2

Instale el soporte del ciclocomputador tal y como fue diseñado, teniendo cuidado de poner la banda de caucho por dentro, y que quede presionada. El soporte debe quedar lo más firme que pueda.

Paso 3

Inserte la platina dentro de la ranura del soporte. En mi caso tuve la suerte de que cazaban casi perfectamente. La idea de que sea removible es que use el soporte únicamente cuando sea necesario.

Paso 4

Ponga su comptador multimedia en el soporte y átelo con un nudo simple utilizando la banda. Con algo de práctica logrará hacerlo de tal forma que no presione los botones multimedia o de la cámara a la derecha con la banda.

Ya esta listo para hacer su ruta. En este caso utilizo Garmin Mobile XT para seguir la ruta.

La verdad queda muy firme y es de gran utilidad. La idea es dejarlo con el teclado abierto para que sea fácil de sujetar y a la vez permita una mejor recepción de los satélites, ya que la antena del GPS está justamente debajo del teclado, por lo que es muy recomendable tenerlo abierto.


En este video se puede ver el soporte “en acción”. Nótese que se mantiene firme y casi inmune a la vibración, y que se pueden ver en tiempo real los datos en la pantalla, sacando mayor provecho de las aplicaciones como garmin Mobile XT o Nokia Sportstracker, así como de Google Maps o Nokia Maps. Eso sí, úselo con precaución, con sentido común. Lo he utilizado en trayectos cortos y largos, en condiciones normales. No lo usaría para una cometencia de downhill, haciendo referencia al comentario sobre el sentido común.

Cualquier sugerencia o pregunta que tenga para hacer un soporte para su teléfono, siéntase libre de hacerla. Para viajes largos estoy buscando hacer una adaptación con una batería externa, ya que con la del celular la batería no llega a durar más de tres horas. También se reciben ideas.

Servicio social vía twitter+N95+twitpic+twibble

Un ejemplo de la vida real de cómo la tecnología nos puede facilitar la vida.

9:13PM: @noalsilencio escribe deseperado “URGEME adaptador de memory stick en el norte de Bogota…. urgeme urgeme!!!!”

9:26: A lo que respondo: “tengo uno que dice “memory stick duo” pero no veo que diga Pro. ¿sirve?”

9:30PM: a lo que el interesado responde tan solo 4 minutos después: “@patton tiene dos piezas?”

Entonces utilizando aquel dicho de “una imagen vale más que mil palabras” tomo un foto con el N95. Allí mismo la edito, y le respondo utilizando twibble (para subir a foto a twitpic) y responderle en twitter a la vez: “http://twitpic.com/jir4 – @noalsilencio mejor dicho papa que la vea a escala”

La edición en cinco pasos (click para ver grandes)
01/11/2008 - Share on Ovi01/11/2008 - Share on Ovi01/11/2008 - Share on Ovi
La foto original——————-Opciones->editar————–cortar

Minutos después recibo la siguiente respuesta: “@patton ese es! @tangersoto es este: http://twitpic.com/jir4 … a los dos: donde puedo ir a recogerlo ahora mismo? (por el interno)”

Así, en cuestión de unos pocos minutos le estoy resolviendo un problema a una persona que necesita urgente un adaptador.

Y todavía hay gente que dice que la tecnología no sirve para nada 😀

Herramientas utilizadas:
– N95 8GB
– twitter (servicio para compartir tu estado o expresar lo que quieras con tus seguidores, instantáneamente)
– twibble (cliente de para móviles con Symbian)
– Twitpic (servicio para subir fotos y compartirlas en twitter instantáneamente, vía twibble)

De viaje con un N Series (dí­as 5 y 6)

Los días anteriores: Día 1Día 2Día 3Día 4

El quinto día fue un día lleno (de nuevo) de casualidades y de buena suerte. Por fin dormimos decentemente unas 6 horas, tras haber llegado de nuevo en la madrugada. Estábamos tan agotados que paramos en Riohacha a descansar una hora, pero al poco tiempo tuve que reemplazar en la conducción a Diego (el director del programa) porque estaba tan cansado que no podía seguir haciéndolo. Las carreteras están en perfecto estado y a esa hora absolutamente vacías, por cierto.

Salimos rumbo al parque Tayrona. Llegamos poco antes del mediodía. En la portería nos preguntaron sobre nosotros y dijimos que estábamos rodando una producción que aparecería en NatGeo, lo cual resultó ser una pésima idea porque resulta que teníamos que tener un permiso especial para hacerlo, y no teníamos idea. Luego de discutir la lógica de la medida con el personal encargado decidimos irnos e intentar ingresar por la segunda entrada, guardando el más bajo perfil. Funcionó.

[el video]
Allí hicimos otra cápsula del tiempo y aproveché el GPS del N95-8GB de nuevo para geolocalizar tanto la cápsula como las fotos que iba tomando. De allí a Santa Marta a seguir los pasos del Pibe Valderrama. Empezamos por el estadio Eduardo Santos, donde hay una estatua enorme de Valderrama. Luego queríamos ir a su barrio (pescaíto) y conocer su casa y sus raíces. Preguntando llegamos finalmente, pero nunca supimos cual era la casa. Nos dijeron: “la casa ya no existe, pero ahí está el papá sentado”. Fue una gran casualidad. Hablamos con él, nos contó sobre como fue la infancia del pibe, vimos como la fama y el dinero no se les ha subido a la cabeza y siguen con su vida normal, en el mismo barrio, con su gente.
Screenshot0040 - Share on Ovi
[el video]
Luego salimos en busca de la cancha de Pescaíto. Fue muy grande nuestra sorpresa al encontrarla completamente sola, con la iluminación nocturna encendida, y de la nada aparecieron unos muchachos locales dispuestos a jugar con nosotros. Fue casi que mágico. Esta cancha tiene de especial que es completamente en arena, es indispensable jugar descalzo.

Jugamos un rato “metegoltapa” y logré marcar en el mismo lugar donde Valderrama se convirtió en unos de los mejores jugadores de fútbol que ha tenido Colombia.
23112008182 - Share on Ovi
Fue un día otra vez lleno de afortunadas casualidades. Rumbo a Cartagena desde Santa Marta protagonizamos con el gerente un nuevo episodio geek del viaje. Todo el viaje estuve utilizando sportstracker con la opción de “live sharing” para que todos los lectores de mi blog y seguidores de la aventura de On The Road Again supieran en tiempo real donde estábamos, anunciando por mi cuenta de twitter. Entonces él veía por donde íbamos y simultáneamente por vía telefónica nos indicaba como tomar una ruta por la avenida circunvalar que nos sacara de Barranquilla sin ningún tropiezo, como no fue el caso cuando pasamos de ida. Nada lejano a las series de TV como 24, en las que siguen un objetivo en una pantalla de computador. De hecho: fue tal cual.

El día 5 el Sportstracker no estuvo muy estable por lo que la ruta quedó dividida en varias partes: 12345 . A esta aplicación realmente le hace falta una opción para recuperar la actividad que se estaba haciendo y seguir registrando en ella cuando falle, o en su defecto poderlas unir luego. No tengo idea si Nokia Vine lo haga, pero al parecer y por lo que he visto es un Sportstracker con una presentación diferente y más sencilla.

El día 6 fue corto porque viajábamos a Bogotá por la tarde, y el equipo seguía para Quito a hacer la ruta Ecuatoriana.

Salimos temprano para el volcán del totumo. Previamente había puesto un marcador de ruta para poder hacer uso de la aplicación “navegación” que trae nativo el N95. Uno ingresa el destino y hace un cálculo (en línea recta) de la distancia que falta por recorrer, y da un dato aproximado de el tiempo que se tardará a llegar al destino. Lo que más me gusta de la aplicación es como el punto de destino se muestra en una brújula y va aumentando su tamaño y su color se va poniendo rojo, como cuando uno jugaba “frío-frío tibio … caliente!”. Se podría utilizar para encontrar las cápsulas del tiempo introduciendo las coordenadas, por ejemplo.
13/01/2009 - Share on Ovi
24112008191 - Share on Ovi
24112008190 - Share on Ovi
El baño en el totumo fue muy divertido y relajante. La piel queda como la de un bebé, y es difícil describir la sensación de tranquilidad que se siente. Recomiendo mucho el paseo.
[el video] – La ruta
Fue ése el final del viaje más intenso y alucinante que haya hecho en mi vida. Y definitivamente sin la participación estelar del N95-8gb, hubiera sido un viaje mucho menos divertido.

Desde entonces mi mas fiel compañero de viaje e imprescindible es el N95-8GB. Un buen lugar para compartir los viajes y que es el complemento ideal es justamente http://OnTheRoadAgain.la. De hecho, este post lo hago desde el borde de una piscina, de vacaciones en Melgar, Tolima, conectado vía 3G utilizando el N95-8GB de módem.
13/01/2009 - Share on Ovi

De viaje con un N Series (día 4)

Los dias anteriores: Dia 1Día 2Dia 3

El día 4 fue tal vez el día que más recordaremos.

Nos levantamos a las 5AM con el objeto de capturar el amanecer. A eso de las 3AM nos pasamos a una cabaña donde nos podíamos aislar de los adolescentes en excursión y pudimos dormir plácidamente un par de horas. Me levantaron unos minúsculos mosquitos, y bueno, la alarma que había puesto en el N95.

Se hizo la tarea de capturar el amanecer, desayunamos (el día anterior todo lo que comimos fue una hamburguesa en Rioahacha) y partimos hacia el cerro Pilón de Azúcar, el cual es un lugar sagrado para los wayuú. Ellos creen que sus almas van a descansar allí cuando mueren.

Usamos el N95-8GB para geolocalizar una “cápsula del tiempo”, la cual es un recuerdo que dejamos en el sitio con las coordenadas para que una de las personas que vean el show lo busquen. Como una búsqueda del tesoro pero con GPS.
Screenshot0036 - Share on Ovi
También usé el N95-8GB para tomar fotos y geolocalizarlas. Aunque los 5 Mega Píxeles de la cámara son suficientes para unas muy buenas fotos, al tener una cámara “de verdad” usaba el N95 más para dejar una foto de referencia para poder geolocalizar fácilmente las otras. Me gusta poner la posición exacta de donde fueron tomadas las fotos, aprovechando que flickr tiene esa opción.

Luego fuimos al parque eólico Jepirachi, donde hicimos otras tomas para el reality.

De allí partimos rumbo a Manaure, donde nos esperaba nuestro amigo Wayuú que nos había invitado a conocer su familia. Luego supimos que éramos los primeros “Arijunas” (no wayuús) que visitaban ese clan.

El camino: el más agreste que haya visto en mi vida. Es hecho por ellos mismos con herramientas manuales. Cuando se pone muy difícil simplemente cambian el curso.
Allí hicimos dos notas más para On The Road Again, y de nuevo el N95 fue el protagonista al ayudarnos a geolocalizar las fotos y a ubicarnos.


Danza tradicional Wayuú from Don Patton on Vimeo.

Al regreso el camino estaba mucho mas difícil por culpa de la lluvia que cayó mientras estuvimos allí, lo que nos ocasionó un pinchazo en medio de un barrial. Encima llovía y se hizo de noche. Usando mucho ingenio utilizamos el pin como base para que no se hundiera el gato en el barro y pudimos cambiar la llanta (lo más difícil fue sacarla de su lugar, por cierto).

El regreso.

Enterrados en la Guajira from Don Patton on Vimeo.

Por supuesto, la ruta quedó completa en sportstracker.
On The Road Again Guajira

Fue muy especial haber conocido la intimidad de una familia indígena. Personas muy cordiales y sencillas, que viven de lo que la naturaleza les provee desde que existen, una vida simple y llena de paz.

Tras un accidentado y largo día, llegamos a Santa Marta en la madrugada. El GPS con la ayuda de google maps nos llevó al hotel, de nuevo.

Fue un día que nunca olvidaré.

On The Road Again: La plataforma.

On The Road Again

Mucho se ha hablado del reality On The Road Again, donde a 6 bloggers nos invitaron a ser la envidia de muchos bloggers, viajando por nuestro país y haciendo un par de ridículos en el proceso. Pero de lo que no se habla tanto es que todo es para promocionar su red social con el mismo nombre: On The Road Again, en la cual se pueden compartir los viajes que uno haga.

Lo que más me gusta es que no quisieron inventar la rueda sino que dieron la posibilidad de aprovechar las herramientas existentes. ¿Para qué hacer algo nuevo si ya hay algo que lo hace muy bien?. Se pueden añadir videos de youtube, fotos de picasa o de flickr. También se conecta con el feed del blog, así que no hay necesidad de contar muchas veces la misma historia ya que On The Road Again funciona como una especie de agregador. Y lo hace bien.

Lo segundo que me gustó es lo fácil que resulta compartir un viaje. No hubo necesidad de leer nada, simplemente se crea la cuenta y se añade la ruta. Son tres pasos: Primero se agregan los puntos visitados, luego se le pone nombre y tag a la ruta y por último se insertan los contenidos a los mismos, con comentarios personalizados si se quiere. Se pueden agregar contenidos desde el flickr personal o de otros, no hay problema.

Lo tercero que me encantó fue el “look & feel”. Es igualito a los videos! El pin, las líneas rectas entre cada uno, todo es muy similar!. Me sentí como en mis propios videos, le dio sentido a todo.

La base es google maps, luego se puede intercambiar de vista de mapa a terreno o satélite, como en toda aplicación de google maps. Los mapas están muy actualizados y son muy precisos. Para agregar los puntos se pueden usar las coordenadas exactas (por ejemplo de un GPS), lo cual también me encantó.

Podría mejorar:
– Que tomara las coordenadas de las fotos que ya han sido geolocalizadas en flickr, ahorraría mucho trabajo.
– Que se pudieran ampliar las fotos o que redirigiera a flickr/youtube. Quedan ubicadas en el pin, se les da click pero se ven muy pequeñas.
– Lo de buscar por Tags no funciona del todo bien.
– No permite reorganizar los puntos visitados. A tener en cuenta al crear la ruta.

En términos generales, me gustó. Es BETA, lo que quiere decir que está en desarrollo y abierto a nuestras sugerencias. Compartiré futuros viajes en esta plataforma, me gusta como integran viaje, fotos y videos en una sola plataforma, y facilita compartirlas. Por lo pronto mire la ruta que hice en el reality. Y si le gusta, puede votar por ella.

La revancha cachaca


Así lucía esta tarde, y así ha lucido toda la semana

Por estas épocas el tema inicial de conversación en programas de radio, noticieros y entre quienes nos quedamos en la ciudad en que nacimos y nos vio crecer, es siempre la misma: que el tráfico es una dicha. Por lo tanto nadie pide plata en los semáforos*. El ruido de la ciudad es casi inexistente. Las calles vacías, al igual que el comercio, supermercados y en general: Bogotá parece una ciudad desierta o que se aproximara un asteroide, todos hubieran evacuado y que los malditos no nos hubieran avisado. Por momentos la Bogotá de esta semana me recuerda “I am legend“**

Para completar, el clima parece el de otra ciudad. Hace calor. Amanece el cielo completamente azul y se mantiene así todo el día, con las heladas a la madrugada del día siguiente***. Esto no necesariamente es del gusto de todos, pero bueno, que no llueva es algo que la mayoría -y en especial quienes usamos la bicicleta como medio principal de transporte- apreciamos.

Las calles, encima, limpias. Los bancos, vacíos. Cualquier desplazamiento o diligencia que se haga tomará la mitad del tiempo. Es que hasta el transmilenio está vacío. El viernes hice un corto desplazamiento a las 5PM y para mi sorpresa: los buses vacíos.

¿dónde están el desorden, la suciedad, la agresividad, la antipatía, el frío, el caótico tráfico?

En sus ciudades de origen o de vacaciones.

Qué pesar que esta dicha de tener algo de tranquilidad sólo se pueda disfrutar una semana al año. Quisiéramos que fuera todo el año, pero entonces no sería una ciudad grande sino un pueblito más, de esos donde no disfrutaríamos de internet a 2MB por US$20/mes por cuenta de la oferta y la demanda. Al menos una vez al año los que somos de aquí, y que con el mayor estoicismo tenemos que recibir con los brazos abiertos a los que vienen en busca de oportunidades a la gran ciudad, y encima a criticar****, podemos disfrutar de la ciudad como dicen era antes de los 50s. Como todos quisiéramos que fuera. Debe ser una sutil ironía de los espíritus de los cachacos chapinerunos de antaño, fiel al humor fino que se supone caracterizó al Bogotano de la época:

para aquellos que mucho renegasen del clima y el caos de la ciudad que les dá de comer… cuando no estén en ella, se les concederá“.

O bueno, a lo mejor no es ninguna coincidencia ni hayan factores esotéricos involucrados. Vaya uno a saber.

*Están disfrutando de unas merecidas vacaciones en Europa o están pidiendo en los semáforos de los balnearios. Europeos. En serio, a ellos sí que les va mejor a los que dizque estudiamos para ser alguien en la vida.
** Por lo desierta.
***Aunque este año no ha sido del todo así, pero suele serlo, creánme.
**** Olvidando que son en gran parte responsables de lo que tanto critican, porque no entienden que ser de una ciudad no es haber nacido en ella sino vivir en y de ella.

PD
No hay comentario regionalista / de odio involucrado. No tengo nada en contra de que la gente de otras ciudades se venga a vivir a Bogotá. Aunque bueno, hay que admitir que sí me molesta que renieguen, critiquen y hablen mal de la ciudad en la que viven, y al parecer odian tanto…. en lugar de portarse como ellos mismos quisieran que se comportaran “esos cachacos/rolos”. Pero eso sí, sugiérales que si tan bueno es donde nacieron porqué no están allá a ver con cuantas piedras en la mano le responden.

PD2
No debería hacer esas aclaraciones. Pero a veces toca, antes de que vengan con las antorchas.

PD3
Estuve probando el sitio de On The Road Again y la verdad (en serio) me pareció muy chévere. Miren lo que se puede hacer. Hice un review más formal en la sección de tecnología.

Ah, y no se olviden que están disponibles los videos de Andrés Santos, el blogger de On The Road Again en ecuador.