Mi primera vez

Acudo a la función de libreta de apuntes para mi memoria con la que inicialmente creé este chuzo. Es que si no lo apunto, se me olvida.

Mi primera vez fue el Miércoles 4 de Enero de 2006. (siendo estrictos fue el 5, pero que más da). Lo recuerdo porque ese día se jugaba el Orange Bowl y lo dejé grabando, con tan mala suerte que el cassette no alcanzó y nunca supe el final. La llamé por la mañana con la sorpresa de que me contestó. Primero sorpresa por generalmente responde el contestador al segundo timbrazo con la voz de la hermana diciendo “Hola,… “(no sé el resto porque a esas alturas ya he colgado), sopresa porque si alguien contesta es a decir que ella no está, y sorpresa porque no tenía planes. Triplemente sorprendido. Quedamos en vernos por la noche, creo que a las 8. Si, a las 8 porque a esa hora empezaba el partido. No hablabamos desde hacía un par de meses, no nos veíamos desde la noche anterior a su viaje a Europa, finales de Junio. No salíamos desde aquella vez.

Iba a irme vía Enriqueta pero yo que llego al garaje y empieza a diluviar. Me voy entonces en taxi, entro y le pregunto que si nos vamos en él o si lo dejo ir. Lo dejamos ir, pensamos en las alternativas de planes y decidimos ir a Usaquén. Terminamos en London Calling. Bueno, no sin antes haber tenido un percance.

Íbamos en su carro (bueno, el de la Mamá) por la 7ª como con 140 cuando nos pitan insistentemente un par de policías en moto. Nuestro primer pensamiento fue “nos quieren sacar plata”. No había un alma en las calles, comienzo de año …. algo quieren. Nos orillamos y me requisan cual criminal, me piden la cédula (nos van a robar), los papeles del carro … y no: si eran policias de verdad, honestos y esas cosas. Nos explican que nos paran por habernos pasado un semáforo en rojo. Ella comete el peor error que se puede cometer en estas situaciones y es el de contradecirlos, negarlo y encima de todo sugerir que están buscando un beneficio personal. Además es bastante altanera y “peliona”. Ellos se enfurecen y están a punto de llamar a los de tránsito (ellos son de otra fuerza y no pueden ponernos multa, que por cierto es de 400 y pico mil). Yo en el medio tratando de cerrarle el pico a ella y de calmar a los policías, no sé por qué seré siempre el conciliador que termina arreglando todos los bollos. Luego de mas o menos media hora (o eso fue el tiempo que pasó para mí) logramos calmarlos, y convencerlos que nos dejaran con el argumento de que si nos pasamos ese semáforo, fue de forma involuntaria, que perdón, que no lo volvemos a hacer. Y así fué, ante mis ojos porque yo no me dí cuenta de nada, estábamos hablando animadamente. Una vez se van ella me confiesa que si se lo había pasado en rojo, que ella estaba viendo el muñequito verde del semáforo peatonal porque no alcanzaba a ver el otro y que apenas pasó a rojo arrancó (y el verde demora unos tres a cinco segundos en aparecer). O sea que si se lo pasó, si lo sabía, y de nuevo miente cínicamente en mi cara. No es la primera vez, y seguro no será la última.

Pensé que la noche se iba a dañar pero no. Nos tomamos 2 litros y medio de cerveza negra del barril (rica, la misma Ancla de Palos de Moguer, a falta de Guiness), hablamos sin parar hasta las 3AM más o menos, cuando el sitio ya está por cerrar. Ella me cuenta prácticamente toda su vida, cosas duras que ha debido enfrentar, malos pasos que ha dado, errores que ha cometido, todo con una gran sinceridad, como un libro abierto. Como si estuviera leyendo su blog. A propósito de eso garabatea algo en su agenda, luego me explica que eso lo transfiere de nuevo a su diario. En papel. Le digo que por qué no lo hace por internet (porque le manda por email a la hermana cosas) y que de esa manera era más fácil (hacíendome el idiota explicándole que lo hiciera en un blog pero definiendo la idea sin usar nombres, para hacerme el ignorante en la materia), y no recuerdo que responde, creo que dice que de pronto. Mi reino por una página de ese libro. La conversación también cubre extensamente su amplio recorrido con sustancias alucinógenas, que desde su condición de científica asume de manera muy racional. Las ha probado por probarlas, sin que lo haya vuelto a hacer y sin descartar tampoco que lo volviera a hacer. Lo ha probado TODO: marihuana, cocaína, ácidos, hongos, yagé … excepto tal vez el crack (basuco) y la heroína. Y no, tampoco piensa hacerlo. Me explica las diferencias tanto químicas como en sus efectos y ambientes de los diferentes tipos de drogas, y bueno, muy instructiva la charla. Muy instruída ella.

(sigue)Ya siendo las 2:30 o 3AM nos vamos, el sitio está por cerrar. Vamos a su casa y como está sola, seguimos charlando. Ella pone música, nos tomamos una cerveza que le mandó la hermana de Holanda … le parece inmunda y me la termino tomando toda yo, 12º de alcohol. La conversación fluye y ella hace té. Junto a él encuentra una pipa de guadua las que se usan para fumar marihuana y descubre que aún tiene algo. Le manifiesto mi interés por probarla, no me toma muy en serio. Un rato después insisto y ella accede a enseñarme. Recuerdo que me pregunta que por qué y le explico que las condiciones no podían ser más ideales: estoy con ella, solos y el ambiente es apenas ideal. Porque confío en ella, porque le tengo la suficiente confianza. OK, sólo había un inconveniente: No sé fumar. Lo hice cuando probé el cigarrillo a los 13 años y cuando lo dejé por no encontrarle la gracia, pero la verdad nunca aprendí a fumar. Me dá las lecciones pertinentes, es muy divertido el cuadro y hasta buen profesora si es. Finalmente logro aspirar bien.

[Inhalo]
Erre con erre cigarro
Erre con erre barril
Rápido ruedan los carros
En el ferrocarri
[Exhalo]

Bien, lo logré. Pequeña victoria personal. ¿Y ahora?

Sigo probando mi recién aprendida lección, una, dos, diez veces. No fue suerte de principante, logré aspirarla. ¿Y ahora que es lo que pasa?

Lo primero que siento es que empiezo a ver todo como ovalado. La veo diferente, de hecho no la reconozco, parece otra persona. Me causa gracia. Su voz me suena diferente también. Empiezan a pasar cosas de las que dicen por estos lares: los espacios aumentan su volumen significativamente, los sentidos se agudizan. tenemos conversaciones comiquísimas, ella creo que me toma del pelo repitiendo una y otra vez la misma pregunta y yo vuelvo y le contesto lo mismo. A ella le da la charladora y yo sólo observo. Empiezo a confundir la realidad con sueños ¿o sería que me dormía? ¿alucinaciones?, me pasa algo chistoso y asustador a la vez: Cierro los ojos y sigo viendo lo mismo que veía antes de cerrarlos. Ella dice (otro día) que a lo mejor es que no los podía cerrar. A las 5AM tomo rumbo a mi hogar dulce hogar presa de la traba más berraca que haya tenido (claro, si es la primera pues no hay con qué compararla). Pero mentiras, si estaba muy trabado porque ella me lo dijo después y porque coño, fumé mucho! (como no sabía cuanto era mucho y cuánto humo aspiraba y cuanto no …). El viaje en el taxi de vuelta fue aterrador y eterno. Me pareció como una hora. Preciso el taxi tenía un vidrio en medio y al parecer mi voz no era muy audible ni entendible … le devolví un billete de $5.000 al taxista porque lo sentía raro, como falso. Claro, con esa traba … como pude llegué a mi cama y dormí hasta la una de la tarde. Todavía estaba trabado cuando desperté. Mi garganta en llamas protestaba.

Y así fue mi primera vez con algún tipo de sustancia alteradora de la conciencia diferente al alcohol. (bonito eufemismo). Y fue con ella. Y me gustó. Son de esas cosas que hay que hacer para entrar a calificarlas. Nada del otro mundo, pero no fue desagradable … al fin y al cabo estaba en buena compañía y todo es cuestión de actitud. No me disgustó la experiencia, pero aún así no le encontré el chiste…. a lo mejor no haya una segunda vez.

Cinco mañas desagradables y completamente matapasiones sobre mí y que debería mantener en secreto..

… y que no sé por que carajos escribo. Será porque me pasan memorando si no lo hago. Como si no hubiera confesado quien sabe qué numero de bestialintimidades aquí.

Como habrán leído en otros lados esta vaina es como una cadena, un spam de esos que se inventan para ponerle a uno oficio. Lo ponen a uno a hacer una estupidez de éstas, y uno como buen estúpido, la hace. Y le tiene que pasar la bola a otro crisitiano … cosa jarta de vaina.

El formalismo:
“The first player of this game starts with the topic five weird habits of yourself, and people who get tagged need to write an entry about their five weird habits as well as state this rule clearly. In the end, you need to choose the next five people to be tagged and link to their web journals. Don’t forget to leave a comment in their blog or journal that says “You have been tagged” (assuming they take comments) and tell them to read yours.”

Se trata de confesar cinco mañas RARAS … (varillazo: es que he visto unos tipo “Mi peor defecto es ser perfeccionista”) ahí van pues:

1. Como consta en el acta, me molestan esos pelillos rebeldes que sobreviven a la afeitada en la zona del cuello. Pues como empiezan a picar me los arranco con las uñas, cual depilador manual. Literalmente manual.

2. Procuro, de manera conscientemente obsesiva y rigurosa, “hacer del #2” únicamente en casita y justo antes de bañarme. No entremos en detalles, pero tiene su explicación. Digamos que esa máxima de “El agua todo lo purifica” viene muy a lugar.

3. Derivado del punto anterior, mi duración promedio en el baño (bañándome) es de media hora. A veces más, depende del afán … pero menos de 10 minutos es mucho pedir.

4. Igualmente riguroso soy con mi nariz. La sonada es más bien un allanamiento nasal, una asonada, una limpieza tan exhaustiva en búsqueda de eliminar por completo esa mágica segragación nasal. Pero vuelve y aparece, la muy terca. Y sólo lo hago una vez al día … a menos que sea estrictamente necesario.

5. Tomo sopa por la noche fría (o al clima) y desde una vasija plástica toda ovaladita, mientras veo tv o leo vuestros blós. (que plato ni que ceremonias carreñescas)

Bonus track:
Leyendo mañas de otro he recordado mañas que tengo y valen la pena asolear. Igualmente leyendo a don Federico, caí en cuenta que uno a veces no es conciente de las mismas … agradecería si alguien que me conoce me ilumine…

6. Cuando como algo con sabor amargo estornudo. Chocolate amargo/fuerte … primer mordisco … a .. aaa. aaa..aaaaaatchis!. Igual con algunas cervezas amargas (Costeña, Poker) primer sorbo … … a .. aaa. aaa..aaaaaatchis!. Y sólo uno.

Y le paso este chicharrón a: (eso es lo que odio: el carácter “spámico/virulento” de la cadenita. Roscona por demás. Y bien gordas que me caen. Las cadenas.)

Víctima 1.
Víctima 2.
Víctima 3.
Víctima 4.
Víctima 5.

PD.
Después de todo hasta entretenida la vaina … ¡chistosas las mañas raras de la gente oiga! ¡Manada de freaks! ¡Mañosos!

La propiedad intelectual

Bueno, para que después no piensen que yo no hablo sino pendejadas y no hago sino mamar gallo (actividad que me parece completamente gratificante, por demás), voy a tratar de ponerme serio (asunto que me cuesta trabajo, por demás), al reflexionar profundamente ante la inquietud del sr don gerente y su airada protesta ante la denuncia presentada hace unos días. Me acordé mucho de este hombre escribiendo esto.

La verdad, uno (bueno, yo, pero hablando de “uno” suena como más interesante) no piensa mucho en esas vainas y no se preocupa por los derechos intelectuales y esas pendejadas (güevás, usando términos de alguien) . Primero porque la palabra intelectual me produce ciertas reacciones alérgico-eruptivas, segundo porque en nuestro medio es algo cercano a un insulto “uy, tan intelectual el huevón este, pues”, tercero porque no tengo la capacidad ni moral ni (ahí si) intelectual para citar autores, sencillamente porque soy muy flojo y no los leo, (o no soy tan intelectual y no los leo, he ahí otro ejemplo de insultillo), y cuarto porque tampoco tengo la autoridad moral de condenar la piratería si yo mismo copio cuanta película alquilo en blockbuster (para mi, pero igual la copio), y bajo cuanta música me permita el tamaño de mi disco duro. Y no compraba un CD legal desde hace 8 años. Eso si, bajo de internet, no compro pirata. En parte es asunto de tacañería, (para que comprarlo si lo puedo bajar yo mismo?) en parte de una retorcida e incipiente doble moral.

Días después de cuando pasó ésto el gerente me envió estos links. Hoy veo que juanfalla habla de lo mismo, y pues que sea ésta la oportunidad para sacar este post de la sección de “borradores”.

La verdad Juan ya lo explicó bien. Y aquí está explicada literalmente con plastilina. La idea, para resumirla, es que lo que uno escriba está automáticamente protegido y nadie lo puede usar sin el permiso escrito de uno. (eso no lo sabía). Lo que hace el creative commons es que uno cede algunos de esos permisos, los que uno escoja…. la licencia creative commons no restringe el uso del blog de uno (copyright) sino todo lo contrario: lo libera …(eso tampoco lo sabía) en las proporciones que uno escoja. Vainas de los gringos que son más país de leyes que nosotros con la diferencia de que allá si las hacen cumplir. Y lo menos que esperaría es que encarcelen a john fader por una pendejada así, mientras tenemos miles de asesinos/corruptos/criminales sueltos y verdaderos crímenes sin resolver. Es decir, hay cosas más importantes a que le fusilen a uno un post. Pero si me daría mucho empute que ganaran plata del sudor de mis pocas neuronitas… en el improbable caso de que alguien pagara por algo que uno haya escrito … pero nunca se sabe. El diablo es puerco. Y como es bien sabido, Murphy es peor.

Como lo dije antes, no me importa … pero después de ver esto y ésto, no está lejos el día que veamos un libro con posts de muchos blogs. A ellasola le he dicho varias veces que debería editar un libro de “México para Colombianos dummies”, así como a ésta uno de cuentos de cómo desarrollar la inteligencia emocional y a ésta un libro de novelistas de su propia vida… porque son muy buenos. Muy fusilables. Y no faltará el que use estos consejos, los copie y edite como “conquiste niñas para dummies” , o saquen un libro práctico de cómo quejarse de la existencia efectivamente. O un sitio de internet dedicado a críticas de cine. O uno de marketing para bloggers. Y los ejemplos nunca terminarían. Uno mismo usa links o pedazos de posts de otros para sus mismos posts en ocasiones, pero de buena fé.

Es por eso que voy a poner este muñequito Creative Commons License que significa que puede copiar lo que quiera de aquí siempre y cuando no lo use para ganar plata, y que me dé el crédito…y si lo redistribuye, que sea bajo estos mismos términos. No sea mugre.

Y sumercé debería poner el muñequito Creative Commons License que quiera también. Nunca se sabe, el diablo es puerco. Y es Colombiano, según dicen.

Definiciones

<%image(20060113-perros.jpg|400|300|De no te lo puedo creer ... perros limosneros!)%>
(ver la foto grande)
País del sagrado corazón
(Del fr. pays)
1. m. Nación, región, provincia o territorio en el que hasta los perros piden limosna.

Recursividad, creatividad, rebusque (le echarán la culpa al gobierno, sin duda), simple “sinvergüencería”?, o alguna otra?

Su escala moral dirá cual es.

Los mosquitos en las tierras tropicales…

Como buen ciudadano que soy (no tanto como este, pero hago el intento), me voy a cumplir con el sagrado deber de alimentar con mi sangre a los miles de zancuditos huérfanos y con hambre en nuestro interior caliente de Cundinamarca. Vuelvo el Martes, por favor no escriban mucho (ojalá nada) en estos días que atrasarse en lecturas de blogs es peor que dejar de verse un episodio de < insertesuseriedetvfavorita >.

Ahí nos vemos.

Año nuevo…

Leyendo aquí caí en cuenta de algo: El 31 de Diciembre, entre las 9 PM y las 2AM (aproximadamente) en mi caso es como entrar a una cápsula del tiempo: Todos estamos un año más viejos pero la escena, música, comida, ceremonias, rituales, abrazos, deseos y demás son los mismos. Casi sin mayores cambios.

Bueno, este año si hubo uno. Me sacó a bailar un bebé de 2 años. Por su propia iniciativa. Y no me conocía.

No soy agüerista, pero joder si eso tiene que ser indicio de algo! (Bueno o malo, eso si no sé, será llamar a Yannin)

PS
¡Sobreviví un 31 de visitante!
Y eso que era de esos en lo que vive el prejuicio/concepción idiota de que el que no baile es que está aburrido: como si no se pudiera bailar y estar aburrido a la vez, o como si la única forma de demostrar que no se está aburrido/se está “pasando bombi” fuera bailar. Joder, ya hasta soné como este man. El caso es que no la pasé tan mal, para qué. El niño (se llama Juan Esteban y adivinen cómo le dicen) baila mejor que yo, sin duda.